Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La depresión maternal puede afectar al revelado del cerebro del niño en los escenarios críticos en vida

Los síntomas depresivos en mujeres durante y después del embarazo se asocian al espesor reducido de la capa exterior de la corteza- del cerebro responsable de pensamiento complejo y comportamiento-en cabritos de la preescolar-edad, según un nuevo estudio publicado en psiquiatría biológica. Las conclusión sugieren que el humor de un molde-madre pueda afectar al revelado del cerebro de su niño en los escenarios críticos en vida.

Los “moldes-madre quieren generalmente hacer todo que pueden dar a su descendiente la oportunidad de éxito mejor en vida. Se aseguran de a menudo comer bien y tomar las vitaminas especiales,” dijo a Juan Krystal, editor de la psiquiatría biológica. “Este nuevo estudio ahora sugiere que otra cosa que pueden poder hacer sea asegurarse de que están tratadas para su depresión.”

El dieciocho por ciento de mujeres experimenta la depresión una cierta hora durante embarazo, y la depresión perinatal y postparto se ha asociado a resultados negativos en niños. El nuevo estudio, llevado por Catherine Lebel de la universidad de Calgary en Alberta, es el primer para denunciar asociaciones entre la depresión maternal y la estructura anormal del cerebro en cabritos en esta edad.

Los investigadores revisaron a 52 mujeres para los síntomas depresivos durante cada trimestre del embarazo y de algunos meses después de que el niño naciera. Las mujeres colocaron en presencia de síntomas, de algunos sin o de pocos síntomas, y algunos que cumplían los criterios de cribado para la depresión. Cuando los niños alcanzaron cerca de 2,5 a 5 años, los investigadores utilizaron proyección de imagen de resonancia magnética para medir su estructura del cerebro.

Las mujeres con síntomas depresivos más altos tendieron a tener niños con más ligeramente las áreas frontales y temporales, regiones corticales implicadas en las tareas que implicaban la inhibición y el mando de la atención. Los investigadores también encontraron una asociación entre los síntomas depresivos y la materia blanca anormal en el área frontal, los trechos de la fibra que conectaban la región con otras áreas en el cerebro.

Estas asociaciones fueron encontradas solamente cuando los síntomas ocurrieron durante el segundo trimestre y postparto, sugiriendo que estos períodos son determinado momentos críticos para el revelado del cerebro del niño.

La reducción cortical es un aspecto normal del revelado del cerebro durante niñez temprana, así que Lebel dice que las conclusión sugieren que el cerebro pueda convertirse prematuramente en los niños cuyos moldes-madre experimentan síntomas más depresivos.

Las anormalidades en estructura del cerebro durante períodos críticos en el revelado se han asociado a menudo a resultados negativos, tales como discapacidades de aprendizaje y desordenes del comportamiento. Además, las anormalidades de la estructura del cerebro determinadas en este estudio reflejan ésos encontrados en niños con la depresión o en de alto riesgo para desarrollar el desorden, sugiriendo que estos cambios pueden ser porqué los niños de moldes-madre con la depresión perinatal son más vulnerables a la depresión más adelante en vida.

Aunque el mecanismo detrás de la asociación siga siendo un misterio, las conclusión pueden tener implicaciones para los riesgos que disminuyen de revelado anormal del cerebro en niños.

“Nuestras conclusión subrayan la importancia de la supervisión y de la salud mental que soporta en moldes-madre no apenas en el período postparto, pero también durante embarazo,” dijo a Lebel.

Source:

Elsevier