Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los científicos de TSRI descubren los mecanismos exactos de la transmisión de señales que regulan la función del motor del cerebro

En las nuevas conclusión que podrían tener un impacto el revelado de las terapias para varios desordenes actualmente intratables del cerebro tales como enfermedades de Parkinson y de Huntington, los científicos del campus de la Florida del The Scripps Research Institute (TSRI) han encontrado, por primera vez, que un circuito de transmisión de señales específico en el cerebro está implicado profundamente en actividad de motor.

Srinivasa Subramaniam es profesor adjunto en el campus de la Florida del The Scripps Research Institute. (Foto de James McEntee.)

El estudio, que fue llevado por el profesor adjunto Srinivasa Subramaniam de TSRI, fue publicado el 15 de noviembre en la transmisión de señales de la ciencia del gorrón.

A pesar de muchos avances, los mecanismos exactos de la transmisión de señales que regulan la función de motor en el striatum, que parte del cerebro responsable de actividad de motor, siguen siendo desconocidos. El nuevo estudio determinó por primera vez una red de la acción recíproca de la proteína que ayuda a mando estas funciones inhibiendo la transmisión de señales de la dopamina, un neurotransmisor implicó en el movimiento de regulación.

“Un par de proteínas opera con una acción recíproca de la proteína-proteína red-qué llamamos “un Rhesactome” - en el striatum,” Subramaniam dijo. “Esto puede tener implicaciones mucho más amplias en desordenes neurológicos, psiquiátricos y adictivos. Las drogas que atan a cualquiera de estas proteínas pueden tener ventajas terapéuticas para las enfermedades que afectan a esta parte del cerebro.”

El estudio centrado en la actividad anfetamina-inducida afectada por qué se conoce como conjunto de circuitos de la transmisión de señales de RasGRP1-Rhes. Las drogas tienen gusto de la anfetamina, que accionan la baja de la dopamina en el striatum, aumentan actividad locomotora. Rhes actúa como clase de freno en la locomoción anfetamina-inducida; para que la actividad de motor normal ocurra, los RasGRP1 y otros socios de la proteína en la red de Rhesactome inducida por la anfetamina tienen que cegar Rhes. Es la acción recíproca calibrada de Rhes con la proteína RasGRP1 que ajusta el mando estriado de las funciones de motor.

En el estudio, los investigadores tuvieron éxito al usar RasGRP1 para inhibir mando Rhes-mediado de la actividad de motor estriada en los modelos animales. Los modelos animales que eran Rhes-deficientes tenían una reacción del comportamiento activa mucho más fuerte a las anfetaminas. Pero todo el que cambió si RasGRP1 fue agotado.

“Es un delicado y lazo altamente complejo,” Subramaniam dijo. “Imagínese que usted se está ejecutando. Mandos de este complejo de la proteína cuidadosamente que función de motor modulando el efecto de Rhes. Por eso usted necesita tener los elementos de mando dobles de RasGRP1 y de Rhes para ajustar esas funciones de motor. Nuestro estudio captura este complejo dinámico, de modo que ahora poder bioquímico visualizarlo por primera vez en el nivel de red.”

Qué sigue siendo desconocido a este punto es cómo RasGRP1 modula real Rhes.

“Especulamos que los mecanismos transcriptivos y poste-transcriptivos están implicados,” dijimos al científico Neelam Shahani, el primer autor del estado mayor de TSRI del estudio. “Considerando que la proteína de Rhes está aumentada predominante en las situaciones sinápticas, una posibilidad intrigante es que RasGRP1 regula la traslación local del ARN de mensajero de Rhes en la sinapsis.”