Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La vitamina B3 puede ayudar a tratar a mujeres embarazadas preeclampsia-afectadas

Los científicos en Japón y los E.E.U.U. han encontrado que la niconamida de la vitamina B3 puede ayudar a tratar a las mujeres embarazadas que sufren de preeclampsia previniendo recorridos y en algunos casos, incluso estimulando el incremento de su feto.

Los hasta 8% de mujeres embarazadas sufren de preeclampsia, de una enfermedad mortal caracterizada por la tensión arterial alta, de daño del vaso sanguíneo, de niveles de la proteína en la orina y de la retención flúida que causa la hinchazón en los tramos y los pies. En algunos casos, el preeclampsia también se cree para restringir un incremento de los fetos.

Las drogas presión-que bajan de la sangre no perfeccionan daño del vaso sanguíneo. De hecho, reducen el abastecimiento de sangre a los bebés, que podrían llevar a la muerte fetal.

Hasta ahora, el único tratamiento para las mujeres embarazadas preeclampsia-afectadas ha sido lanzamiento del bebé. Ahora, los investigadores en la universidad de Tohoku, en colaboración con científicos de los E.E.U.U., han encontrado que la niconamida - también designada la vitamina B3 - releva preeclampsia en modelos del ratón. Por otra parte, también han descubierto que la niconamida puede incluso perfeccionar incremento fetal en moldes-madre con preeclampsia.

“Habíamos mostrado previamente ese endothelin, un buque fuerte que estrechaba la hormona, empeoramos preeclampsia. Pero la inhibición de la hormona es dañina a los bebés,” dice al profesor adjunto Nobuyuki Takahashi de la escuela de la universidad de Tohoku de las ciencias farmacéuticas, que co-llevaron el estudio.

“En cambio, la niconamida es generalmente segura a los moldes-madre y a los bebés, corrige el vaso sanguíneo que estrecha el efecto del endothelin, y reduce la tensión a los bebés. Por consiguiente, evaluamos los efectos de la niconamida usando dos modelos del ratón de preeclampsia causados por diversos mecanismos.”

Los investigadores concluyeron que la niconamida es la primera droga segura que baja la presión arterial, reduce la proteína de la orina y alivia daño del vaso sanguíneo en ratones preeclampsia-afectados. Los investigadores continuaron mostrar que en muchos casos, niconamida también previenen aborto involuntario, prolongan período del embarazo y perfeccionan el incremento de los bebés en ratones con preeclampsia.

La “niconamida merece la evaluación para prevenir y preeclampsia que trata en seres humanos,” dice las herrerías de Oliverio, profesor distinguido eminente de Weatherspoon en la universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Las herrerías son un premio Nobel en fisiología o remedio, y codirigentes de este estudio.

El equipo de investigación espera que si el tratamiento trabaja en seres humanos, la niconamida podría ayudar a tratar preeclampsia y a prevenir la restricción fetal del incremento asociada a la enfermedad en mujeres embarazadas.

Source:

Tohoku University