La suplementación de la Vitamina D mejora síndrome metabólico en ratones

Es bien sabido que una dieta alta en grasa puede accionar un síndrome metabólico, un grupo de los síntomas que presentan como factores de riesgo para la diabetes y la enfermedad cardíaca. Los Científicos ahora han descubierto que la deficiencia de la vitamina D es necesaria para que este síndrome progrese en ratones, con dispersiones subyacentes en bacterias de la tripa.

Si estas conclusión se pueden validar en seres humanos, el baño de sol y los suplementos de la vitamina D pueden ser aproximaciones posibles y asequibles para mejorar o aún para prevenir síndrome metabólico.

“Basó en este estudio, creemos eso que mantiene niveles de la vitamina D altos, con la exposición del sol, la dieta o la suplementación, es beneficiosa para la prevención y tratamiento del síndrome metabólico,” dice a Profesor Stephen Pandol, en el Centro Médico de Cedro-Sinaí, los E.E.U.U., que colaboraron con el grupo de la investigación de Han del Yuan-Silbido de bala en la Universidad de Sichuan, China en el estudio.

El síndrome Metabólico afecta casi a un cuarto de la población adulta del mundo, y es definido por un grupo de los factores de riesgo que le ponen en el camino a la diabetes y a la enfermedad cardíaca. Los síntomas característicos incluyen obesidad alrededor de la cintura y por lo menos de los dos del siguiente: altos niveles de azúcar de sangre, tensión arterial o rico en colesterol alta. Las Víctimas generalmente también tienen exceso de grasa en su hígado.

La causa principal del síndrome metabólico aparece ser una dieta alta en grasa o hidrato de carbono. Sin Embargo, los estudios de observación también han conectado síndrome metabólico a la deficiencia de la vitamina D, que afecta a 30-60% de la población de mundo.

El equipo de investigación hizo avances importantes en la comprensión del papel causativo de la vitamina D en este síndrome. “Un suficiente suplemento dietético de la vitamina D puede parcialmente pero poner importante el síndrome en contra metabólico causado por la dieta de alto grado en grasas en ratones,” dice Pandol. “Éstas son cantidades equivalentes a las recomendaciones dietéticas para los seres humanos.”

Más concretamente, han mostrado que una dieta de alto grado en grasas afecta al equilibrio entre las bacterias buenas y malas en la tripa. Esto induce el hígado graso modesto y aumenta ligeramente niveles de azúcar de sangre en ratones. Notable, una fuente escasa de la vitamina D agrava el desequilibrio en flora de la tripa, contribuyendo al hígado graso completo y al síndrome metabólico.

La deficiencia de la Vitamina D disminuye la producción de defensins, que son moléculas antimicrobianas esenciales mantener la flora sana de la tripa. Como se esperaba, una fuente oral de un defensin sintetizado recupera bacterias de la tripa equilibra, los niveles de azúcar de sangre de las disminuciones y mejora el hígado graso.

En resumen, una dieta de alto grado en grasas solamente no es suficiente para causar síndrome metabólico sino que es necesaria conjuntamente con deficiencia de la vitamina D. Por Consiguiente, la suplementación de la vitamina D mejora síndrome metabólico en ratones. El paso de progresión siguiente sería validar los resultados en seres humanos.

“Pocos estudios han indicado que la suplementación de la vitamina D puede no mejorar desordenes metabólicos en seres humanos. Sin Embargo, estos estudios se basan en gran parte en las encuestas a largo plazo, que se pueden obstaculizar por concordancia pobre y la dosificación escasa,” dicen a Hans.

Él sigue siendo optimista que los resultados de su estudio se pueden confirmar en seres humanos. “Estamos proyectando un estudio clínico para confirmar la conexión de la deficiencia de la vitamina D con la desorganización de las bacterias de la tripa, y su asociación con síndrome metabólico,” dice a Han.

Fuente: Fronteras