Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo método de detección podía llevar a la diagnosis no invasor de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob

La detección de priones en la sangre de pacientes con enfermedad de Creutzfeldt-Jakob variable podría llevar a una diagnosis no invasor antes de síntomas y a una manera de determinar la contaminación del prión del abastecimiento de sangre donado, según investigadores en la Facultad de Medicina de McGovern en el centro de la ciencia de la salud de la Universidad de Texas en Houston (UTHealth).

Los resultados de la investigación, llevados por Claudio mayor Soto autor, M.D., profesor en el departamento de la neurología y el director del George y de la Cynthia Mitchell centran para la enfermedad de Alzheimer y los desordenes relacionados del cerebro en UTHealth, fueron publicados hoy en el remedio de translación de la ciencia, un gorrón de la asociación americana para el adelanto de la ciencia. El primer autor del papel es el concha-Marambio de Luis, asistente de investigación mayor en el departamento de la neurología en la Facultad de Medicina de McGovern.

“Nuestras conclusión, que necesitan ser confirmadas en otros estudios, sugieren que nuestro método de detección podría ser útil para la diagnosis no invasor de esta enfermedad en individuos presintomáticos,” Soto dijo. El “diagnóstico precoz permitiría que cualquier terapia potencial fuera dada antes de que haya ocurrido el daño cerebral sustancial. En el caso del abastecimiento de sangre, la disponibilidad de un procedimiento para descubrir eficientemente a pequeñas cantidades del agente infeccioso permitiría el retiro de las unidades de la sangre contaminadas con los priones, para poder disminuir nuevos casos substancialmente.”

Las enfermedades humanas del prión son enfermedades neurodegenerative infecciosas e invariable fatales. Incluyen enfermedad de Creutzfeldt-Jakob esporádica (sCJD), la forma más común, y la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob variable (vCJD), que es causada por la transmisión de la encefalopatía espongiforme bovina - conocida común como enfermedad de las vacas locas - del ganado infectado a los seres humanos.

Desde 1990, 178 personas en el Reino Unido han muerto de vCJD, según la unidad nacional de la investigación y de la vigilancia de CJD en la universidad de Edimburgo. La enfermedad ha demandado a 49 personas adicional por todo el mundo, incluyendo cuatro residentes de Estados Unidos, según el centro europeo para la prevención y el mando de la enfermedad. En un puñado de casos, la enfermedad fue extendida a través del abastecimiento de sangre donado.

La enfermedad puede poner silencioso en la carrocería por décadas como estructuras del daño despacio en el cerebro de las proteínas infecciosas misfolded llamadas los priones. Por término medio, la gente infectada con el vCJD muere dos años después del revelado de los primeros síntomas, que pueden incluir los cambios psiquiátricos tales como depresión, ansiedad y alucinaciones que progresan a una demencia, a contracciones del músculo y a una baja de la coordinación más severas.
Las personas de Soto analizaban muestras de sangre a partir de 14 casos de vCJD y 153 mandos, que incluyeron a los pacientes afectados por el sCJD y otros desordenes neurodegenerative o neurológicos así como temas sanos. Para descubrir los priones, las personas utilizaron una proteína misfolding el análisis cíclico de la amplificación, inventado en el laboratorio de Soto, que imita el proceso de la réplica del prión in vitro que ocurre en enfermedad del prión.

Los resultados mostraron que los priones se podrían descubrir con sensibilidad y especificidad del 100 por ciento en muestras de sangre de pacientes del vCJD.

Los nuevos emplear del estudio años de investigación de las personas de Soto, cuya detección de priones en orina fue publicada en New England Journal del remedio en agosto de 2014. En junio de este año, Soto recibió $11 millones del instituto nacional de la alergia y de las enfermedades infecciosas, parte de los institutos de la salud nacionales, para estudiar la patogenesia, la transmisión y la detección de las enfermedades del prión incluyendo enfermedad que perdía crónica en ciervos.

Source:

University of Texas Health Science Center at Houston