Los genes implicados en epilepsia pediátrica rara contribuyen a las formas comunes del desorden, hallazgos del estudio

Un estudio internacional llevado por el centro médico de la Universidad de Columbia (CUMC) y los investigadores NewYork-Presbiterianos ha encontrado que varios genes implicados previamente solamente en formas raras, severas de la epilepsia pediátrica también contribuyen a las formas comunes del desorden.

“Nuestras conclusión aumentan esperanzas que el paradigma emergente para el tratamiento de las epilepsias raras, donde las terapias se apuntan a la causa genética exacta de la enfermedad, puede también extender a una proporción de síndromes comunes de la epilepsia,” dijeron al líder David B. Goldstein, doctorado, director del instituto para el remedio Genomic y profesor del estudio en los departamentos de genéticas y revelado y neurología en CUMC.

Las conclusión fueron publicadas hoy en línea en neurología de The Lancet.

Estos últimos años, los investigadores han destapado docenas de genes que, solamente o conjuntamente con otros factores, causan epilepsias pediátricas raras. Estos descubrimientos han llevado al uso de las terapias apuntadas para algunos desordenes de captura, tales como (de alto grado en grasas, inferior-hidrato de carbono) la dieta quetogénica en pacientes con el síndrome de Dravet o una deficiencia GLUT-1. Otras terapias tales como quinidina, una medicación para tratar arritmias del corazón, y memantine, un tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, se han intentado en niños con ciertas mutaciones de gen. Estas tentativas no han probado universal efectivo para todos los pacientes con estas mutaciones, sino sugieren el potencial al remedio existente del repurpose de tratar formas genéticas raras de la epilepsia.

“A diferencia de los tipos muy raros epilepsias, los estudios anteriores habían vertido poca luz en los apuntalamientos genéticos de las epilepsias comunes, que sugirieron que este paradigma del remedio de la precisión puede tener un uso muy estrecho,” dijeron al Dr. Goldstein.

Para aprender más sobre la genética de la epilepsia, el Dr. Goldstein y sus colegas conducto un estudio para determinar las contribuciones genéticas a formas mas comunes de la epilepsia. En el estudio, el primer de su clase, investigadores comparó los exomes (genes de la proteína-codificación) de 1.140 individuos con dos de los tipos mas comunes de epilepsia con los exomes de 3.877 mandos epilepsia-libres sin relación. Los análisis conducto en el instituto de CUMC para el remedio Genomic, en colaboración con NewYork-Presbiteriano, como parte de Epi4K, de un consorcio internacional de clínicos de la epilepsia y de investigadores. La mayor parte de reclutaron a los pacientes con la epilepsia Phenome/el proyecto del genoma.

Los investigadores encontraron un exceso importante de mutaciones en cinco genes, implicado previamente solamente en formas raras de la epilepsia, en algunos de los individuos con epilepsia focal no-detectada familiar, uno de los tipos mas comunes. “Estimamos que estos cinco genes contribuyen al riesgo de la epilepsia en el aproximadamente 8 por ciento de gente con esta forma común del desorden,” dijimos a Erin Heinzen $cox, doctorado, profesor adjunto en el departamento de la patología y de la biología celular y vicedirector del instituto para el remedio Genomic en CUMC. Una configuración similar también fue observada para otro tipo común de epilepsia, epilepsia generalizada genética.

Las conclusión tienen implicaciones importantes para la práctica clínica y para la investigación. “Actualmente, todas las epilepsias comunes se tratan la misma manera, con el mismo grupo de medicaciones,” dijo al Dr. Goldstein. “Pero como determinamos más de estos genes de la epilepsia que atraviesen una gama mucho más amplia de tipos de epilepsia que pensaron previamente, podemos comenzar a intentar terapias apuntadas a través de estas poblaciones de pacientes. Como este paradigma genético impulsado del tratamiento se establece, nuestro campo, que está acostumbrado a emprender juicios clínicas grandes en poblaciones de pacientes amplias, necesitará llevar una nueva aproximación la investigación clínica, centrándose en los pacientes basados en su subtipo genético.”

“Esto es una ruptura muy emocionante en el tratamiento de la epilepsia, en el cual el tratamiento actual se basa conectado si un niño tiene capturas focales, que comienzan en una área del cerebro, o las capturas generalizadas,” dijo a James J. Riviello, Doctor en Medicina, el profesor de la familia de Sergievsky de la neurología y de la pediatría y jefe de la neurología del niño en el hospital de niños NewYork-Presbiteriano de Morgan Stanley. Las “pruebas genéticas para la epilepsia pueden permitir que determinemos la medicación específica del anticonvulsivo que potencialmente trabaja mejor para un paciente individual. Hemos determinado ya a los niños en quienes conociendo la base genética subyacente de la epilepsia ha conducido nuestras opciones del tratamiento. Los “estudios adicionales, analizando 10.000 a 12.000 muestras, se proyectan para el próximo año.

“Con un análisis más grande, preveemos encontrar las variaciones genéticas adicionales que contribuyen a las epilepsias comunes,” dijimos al Dr. Goldstein.

Source:

Columbia University Medical Center