Los Científicos determinan la proteína Smurf1 ese papel de los juegos en autophagy de las bacterias de la TB

Los investigadores Al Sudoeste del Centro Médico de UT han determinado una proteína que es central a la capacidad del sistema inmune de reconocer y de destruir la bacteria responsable de la epidemia global (TB) de la tuberculosis.
El nuevo encontrar, señalado recientemente en Ordenador Principal y Microbio de la Célula, podría llevar algún día al revelado de terapias inmunidad-basadas a la tuberculosis de la invitación - que tarda típicamente meses para suprimir y ha llegado a ser cada vez más resistente a los antibióticos - fortaleciendo este camino inmune, dijo al Dr. Michael Shiloh, Profesor Adjunto del Remedio Interno y de la Microbiología.
Según la Organización Mundial de la Salud, la TB es un asesino superior de la enfermedad infecciosa por todo el mundo y se estima para haber infectado 9,5 millones de personas de y para haber causado 1,5 millones de muertes en 2014. Ese año, tuberculosis superó el VIH como la infección más mortal del mundo.
“Las funciones de la proteína Smurf1 en glóbulos blancos especializados llamaron macrófagos en ambos ratones y los seres humanos, de tal modo sugiriendo un camino evolutivo conservado,” dijo al Dr. Shiloh, autor co-mayor del estudio junto con el Dr. Beth Levine, Director del Centro de la Universidad para la Investigación de Autophagy.
En 2011, los investigadores Al Sudoeste de UT en laboratorio del Dr. Levine determinaron la proteína Smurf1 como importante para la eliminación de virus y dañaron las mitocondrias de las células vía un proceso celular de las operacíones de entretenimiento llamado autophagy. El Dr. Levine es también Profesor del Remedio Interno y de la Microbiología; un Investigador del Howard Hughes Medical Institute; y el casquillo de Charles Cameron Sprague Distinguió la Silla en Ciencia Biomédica.
Ese resultado llevó al estudio actual, una colaboración entre los laboratorios de Shiloh y de Levine para determinar si Smurf1 desempeña un papel similar en el autophagy de bacterias como tuberculosis del M. dentro de las células.
Además de reciclar los componentes de la célula para proporcionar a los alimentos durante el hambre y de actuar como control de calidad para los organelos y las proteínas dentro de las células, las ayudas autophagy eliminan patógeno tales como virus, parásitos, y bacterias que consigan dentro de la célula. Durante autophagy antibacteriano, las bacterias consiguen marcadas con etiqueta con el ubiquitin de la proteína, marcándolo para la destrucción por un organelo llamado el lisosoma. El papel de Smurf1 - uno de centenares de ligasas del ubiquitin E3 en mamíferos - era desconocido en este proceso.
En este estudio, los investigadores encontraron que los macrófagos de los ratones que faltaban Smurf1 no podían asociar el ubiquitin de la proteína muerte-que marcaba con etiqueta a las bacterias intracelulares, dando por resultado un incidente del incremento autophagy del camino y del funcionamiento incontrolado de las bacterias dentro de las células. Cuando estaban infectados con la TB, los ratones que faltaban Smurf1 tenían cargas bacterianas más altas, inflamación creciente del pulmón, y la mortalidad acelerada comparó a los ratones con la actividad normal Smurf1, el Dr. Shiloh dijo.
Los investigadores después mostraron que el gen Smurf1 controla incremento de la tuberculosis del M. en macrófagos humanos y que la proteína Smurf1 fue encontrada en asociación con bacterias en los pulmones de pacientes con infecciones de la tuberculosis.
“Aunque los seres humanos montan una defensa contra la tuberculosis del M. que puede contener su incremento, en general esa defensa es escasa para matar a las bacterias,” el Dr. Shiloh explicó. “Encontrar maneras de aprovechar o de aumentar el camino y el Smurf1 autophagy podría llevar a las nuevas estrategias para matar a bacterias intracelulares como los que causan la TB,” que él agregó.

Fuente: Centro Médico Al Sudoeste de UT