Los científicos definen el mecanismo de trabajo de prometer las moléculas anticáncer

Las personas internacionales de científicos, incluyendo investigadores de MIPT, han definido la manera su trabajo anticáncer prometedor de las moléculas. Las conclusión de la investigación ayudarán a optimizar más lejos estos nuevos agentes para desarrollar a los candidatos de la droga que son de manera efectiva y seguros para el tejido sano. El estudio fue publicado en Bioorganic y química medicinal.

Muchos de los tratamientos anticáncer actuales destruyen las células sanas junto con luchar un tumor. Para reducir o eliminar estos efectos del undesirable, necesitamos entender mejor cómo las drogas trabajan y cuáles son sus objetivos moleculares.

Los científicos estudiaron la influencia de varias composiciones llamadas thienopyridines en embriones del erizo de mar y un panel de células cancerosas humanas. Paralelamente, utilizaron el modelado molecular para realizar un análisis detallado de la acción recíproca entre el agente antitumores y los objetivos específicos en células. Fue establecido en estudios anteriores que los thienopyridines pueden inhibir incremento de la célula cancerosa; sin embargo, los mecanismos biológicos exactos por los cuales afectan a las células seguían siendo desconocidos.

“Nuestro estudio demostró inequívoco que nuestras nuevas pequeñas moléculas atan microtubules. Por otra parte, usando el modelado molecular, podíamos establecer claramente el sitio en la molécula del tubulin donde ocurre este atascamiento. Los datos resultantes se pueden utilizar para hacer la molécula anticáncer más potente, selectiva y conveniente para probar en modelos del tumor,” profesor Alex Kiselyov de los comentarios de MIPT.

Para muchos de los agentes quimioterapéuticos más eficaces, la desestabilización del microtubule es el mecanismo principal de la acción. Los Microtubules son las estructuras dentro de una célula que desempeñan un papel dominante en mitosis, un escenario crucial en el proceso de la división celular. Químicamente, un microtubule es un agregado biológico gigantesco formado por las subunidades de la proteína llamadas tubulin. Una droga anticáncer puede atar por lo menos a tres áreas distintas, o a cavidades, en el microtubule, a saber el sitio de la colquicina, el sitio del alcaloide del vinca, y el sitio del taxol (véase el diagrama).

Realizando in vivo experimentos, los investigadores confirmaron que las composiciones examinadas en el estudio atan de hecho a las moléculas del tubulin y exhiben así un efecto de desestabilización sobre microtubules. Particularmente, el modelado molecular reveló que las moléculas anticáncer obran recíprocamente con la cavidad de la colquicina (véase el diagrama).

El algoritmo usado por los científicos implicó varios pasos incluyendo determinar sitios que obraban recíprocamente del potencial en el dimero del tubulin, dando prioridad a las actitudes lo más enérgico posible favorables del atascamiento para los nuevos agentes, igualando su topología a los tres sitios de la inhibición del tubulin, y finalmente seleccionando las composiciones que exhiben la mejor energía de enlace. De común acuerdo con estas conclusión de cómputo, in vivo los datos fenotípicos confirmaron el punto de enlace de la colquicina en la molécula del tubulin para ser el objetivo más probable para las nuevas moléculas de microtubule-desestabilización.

Los científicos han estado explorando activamente para las moléculas anticáncer nuevas con actividad y seguro perfeccionados. En sus estudios anteriores, propusieron un método de sintetizar los agentes antitumores basados en las composiciones extraídas de las semillas del perejil y de eneldo y encontraron una molécula para luchar el cáncer ovárico chemoresistant.

Las personas esperan que los datos obtenidos de esta investigación ayuden a optimizar una serie de moléculas (thienopyridines) para otros estudios en animales para desarrollar final las nuevas drogas anticáncer.