Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La virulencia de las infecciones bacterianas relacionadas en la presencia de cytotoxins, estudio denuncia

Comenzando en mediados de 1980 s, una epidemia de las infecciones invasores severas causadas por Streptococcus pyogenes (pyogenes del S.), también conocido como estreptococo del grupo A (GAS), ocurrido en los Estados Unidos, Europa, y a otra parte. El público en general era mucho más enterado de estas infecciones serias y a veces fatales, conocido común como la “enfermedad carnívora.” Los cytotoxins potentes producidos por este patógeno humano contribuyen a la infección. Un nuevo estudio en el gorrón americano de la patología denuncia que la virulencia completa de las bacterias es relacionada en la presencia de dos cytotoxins, NADase (SPN) y streptolysin específicos O (SLO).

Las bacterias producen los cytotoxins que pueden causar muerte celular y resultado en infecciones de la faja profunda y de otros tejidos, incluyendo fasciitis de necrotización. “Nuestra investigación reveló que la forma más severa de la enfermedad requiere dos cytotoxins. Si uno o ambos faltan, la infección es principal investigador mucho menos peligroso,” explicado James M. Musser, Doctor en Medicina, doctorado, presidente del departamento de la patología y remedio Genomic en el instituto de investigación metodista de Houston (Houston, TX).

Para evaluar cómo las toxinas SPN y SLO actúan juntas, los investigadores utilizaron los ratones infectados con las deformaciones genético alteradas de los pyogenes del S. que produjeron, o ningunas de las toxinas. Encontraron que las deformaciones del mutante que faltan SPN o SLO o ambas no causan las formas más severas del fasciitis de necrotización, del myositis de necrotización, del bacteremia, y de otras infecciones suaves del tejido. La producción de ambas toxinas fue requerida para la virulencia completa de la infección.

La resistencia a las infecciones bacterianas depende en parte de inmunidad natural consultó por los glóbulos blancos, incluyendo los leucocitos polimorfonucleares (sobre todo neutrófilos). Los investigadores encontraron pruebas que las infecciones con los pyogenes SLO-deficientes de SPN- y del S. podrían ser controladas mejor porque eran menos probables resistir los efectos bactericidas de leucocitos polimorfonucleares humanos.

Según los centros para el control y prevención de enfermedades, aproximadamente 700 a 1.100 casos de fasciitis de necrotización causaron por el grupo que ha ocurrido el estreptococo de A anualmente desde 2010. Aunque la enfermedad afecte sobre todo el a joven y viejo y ésos con ser la base de condiciones crónicas, puede también convertirse en individuos sanos. La transmisión ocurre personal, muchas veces a través de un interruptor en la piel.

“No tenemos una vacuna del strep del grupo A que trabaje ahora,” el Dr. comentado Musser. “La información que ganamos de esta investigación puede ayudar a desarrollar una terapéutica más efectiva, tal como inhibidores de estas dos toxinas, o aún una vacuna.”