Los Estudios revelan la conexión entre la enfermedad del puño de rotor y la genética

Un nuevo estudio presentó esta semana en la Asociación de la Reunión Anual Académica de Physiatrists en las demostraciones de Las Vegas que la enfermedad del puño de rotor pudo ser un rasgo hereditario.

La enfermedad del puño de Rotor es un desorden común que afecta al 30 a 50 por ciento de gente sobre la edad de 50. La enfermedad lleva a menudo para llevar a hombros dolor y la baja de la función. Mientras Que muchos piensan en esto como “rasgón” debido a un daño o a un sobre continuo/uso erróneo, algunos estudios sugieren que la genética pudiera desempeñar un papel.

La “Gente es vidas más largas y más activas de la vida, pero un porcentaje grande de esta gente puede sufrir de enfermedad del puño de rotor,” explica al Principal Investigador en el estudio, Dominique Dabija, MS, estudiante de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt. “Determinar una conexión genética puede ayudar al reconocimiento temprano de individuos en un riesgo más alto y podría autorizar la aplicación de las estrategias de la prevención para esta población específica.

Para evaluar si podría haber una predisposición genética o familiar a la enfermedad del puño de rotor, Dabija - junto con Chan Gao, DOCTOR EN MEDICINA, Doctorado; Todd L. Edwards, MS, Doctorado; Juan Kuhn, DOCTOR EN MEDICINA, MS; y Nitin B. Jain, DOCTOR EN MEDICINA, MSPH, también del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt - observado a través de dos bases de datos (PubMed y EMBASE) millares de ese asimiento de estudios de la investigación médica para determinar ésos usando el término “puño de rotor.” Exploraron todos los estudios en las bases de datos hasta marzo de 2016 y estrecharon hacia abajo 251 citaciones a siete estudios que eran relevantes a su revista de literatura.

“Diversos estudios en temas similares pueden producir diversos resultados dependiendo de los métodos específicos y las poblaciones observadas,” explican Dabija. “Nuestra revista de literatura compila todos estos estudios para observar los datos sobre una escala más grande, y ésta permite que determinemos tendencias macras así como las separaciones de la investigación que necesitan ser llenadas.”

Cuatro de los siete estudios revisados por las personas de Dabija evalúan si hay una predisposición familiar a la enfermedad del puño de rotor. Uno de éstos encontrados si un individuo tiene un hermano con un rasgón de puño de rotor, él o ella es dos veces tan probable también tener un rasgón y casi cinco veces más probablemente de tener dolor y baja asociados de la función. Esto está con respecto a si ese individuo no tenía un hermano con un rasgón.

Otro estudio revisado por las personas de Dabija mostró que un número importante más elevado de individuos con los rasgones (el 32,3 por ciento) tenía los miembros de la familia con una historia de rasgones o de la cirugía en sus puños de rotor que ésos sin los rasgones (el 18,3 por ciento).

Un tercer estudio encontró si diagnostican a un individuo con un rasgón de puño de rotor antes de la edad de 40, hay una probabilidad más alta que ningunos de sus miembros de la familia - inmediatos o extendidos - también tendrán un rasgón. En cambio, si diagnostican a un individuo con un rasgón de puño de rotor después de la edad de 40, sólo las piezas de parientes cercanos - padres, hermanos, abuelos, tías/tíos - tienen una probabilidad más alta del tener un rasgón. Esta diferencia se puede también atribuir a los factores ambientales.

Los otros tres estudios investigados si hay una predisposición genética a la enfermedad del puño de rotor, y estos ciertos modelos conocidos de genes fueron encontrados más a menudo en gente con enfermedad del puño de rotor cuando estaban comparados a ésos sin enfermedad del puño de rotor.

“Aunque había una pequeña cantidad de estudios en esta revista de literatura - apuntando a una necesidad de más estudios en este tema - el consenso entre los siete estudios es enfermedad del puño de rotor es un rasgo hereditario,” dice Dabija. “Estudios Más en grande necesitan ser realizados, y estos resultados pueden ayudar a determinar a individuos en un riesgo más alto de desarrollar un rasgón y después ayudarles antes de que tengan dolor.”

Fuente: http://www.physiatry.org/