Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La nueva aproximación clínica ofrece la esperanza de pacientes con el cáncer de cerebro agresivo

Siendo diagnosticado con un tumor cerebral malo está devastando las noticias para los pacientes y sus amados. Considerando que algunos tipos de tumor responden bien al tratamiento, otros tales como glioblastomas - los tumores cerebrales mas comunes y más agresivos - se saben para repetirse y para progresar dentro de breves periodos de tiempo de la diagnosis. Los pacientes diagnosticados con este tipo de cáncer, y quién experimentan el tratamiento estándar actual, tenga una supervivencia mediana de 16 meses.

De acuerdo con la información reciente sobre los mecanismos de la quimioterapia, las personas de los investigadores del centro de salud de la universidad de McGill (MUHC) desarrollaron una nueva aproximación clínica para aumentar la eficiencia del tratamiento en los glioblastomas que aumentaron la supervivencia mediana a 22 meses - trayendo esperanza muy necesaria a ésas afectadas por esta enfermedad agresiva. Las conclusión de esta juicio clínica de la fase II prometedor se han publicado en el gorrón internacional de la oncología de la radiología.

“Glioblastomas es muy difícil de tratar,” explica al Dr. George Shenouda, radio-oncólogo en el MUHC y autor importante del estudio. “Estos tumores crecen y se extienden rápidamente en el cerebro, haciéndolo muy difícil quitar totalmente con cirugía.”

El tratamiento estándar para los glioblastomas consiste en el quitar tanto del tumor como sea posible con cirugía y después el eliminar de qué se deja con la radioterapia combinada con quimioterapia. Después de cirugía, los pacientes necesitan por lo menos 4-5 semanas de la recuperación antes de comenzar la radioterapia. Lamentablemente, durante este tiempo de recuperación cualquier célula cancerosa restante continuará crecer. Para hacer las materias complicadas, las células cancerosas restantes, principal células madres del cáncer, pueden ser más resistentes a la radioterapia y a la quimioterapia.

Con su nueva aproximación, las personas de investigadores agregaron la quimioterapia antes de la radioterapia, también llamada quimioterapia del neo-coadyuvante. El donante de la quimioterapia del neo-coadyuvante evitó que el tumor progresara durante la recuperación y aumentó la supervivencia de pacientes.

Después de la quimioterapia del neo-coadyuvante, entonces dieron los pacientes la radioterapia acelerada. “Debemos controlar sobre el tumor dando a pacientes la misma dosis total de la radioterapia en menos sesiones y un periodo de tiempo más corto. De esta manera, aumentamos la eficacia del tratamiento y creemos que a su vez el tratamiento apuntó a las células madres, que son la base de la repetición. Reducir las sesiones de la radioterapia por una mitad también alivia la carga para los pacientes. Además, esto representa una considerable reducción de costes del lanzamiento del tratamiento” dice al Dr. Shenouda.

Aunque se requiera la investigación adicional, los resultados iniciales son muy prometedores. El “cincuenta por ciento de los pacientes en nuestro estudio ha sobrevivido dos años puesto que su diagnosis - ésta es muy encouraging y somos muy positivos sobre el resultado,” dice al Dr. Shenouda.