Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los errores de copiado al azar del ` de la DNA' explican la mayoría de las mutaciones del cáncer, hallazgos del estudio

Los científicos del centro del cáncer de Johns Hopkins Kimmel denuncian datos de un nuevo estudio que proporciona pruebas que los “errores de copiado al azar, imprevisibles” de la DNA explican casi dos tercios de las mutaciones que causan el cáncer. Su investigación se conecta a tierra sobre un modelo matemático nuevo basado en la secuencia de la DNA y datos epidemiológicos de todo el mundo.

“Es bien sabido que debemos evitar factores ambientales tales como fumar para disminuir nuestro riesgo de conseguir el cáncer. Pero no es como bien conocido que cada vez que una célula normal divide y copia su DNA para producir dos nuevas células, incurre en equivocaciones múltiples,” dice a Cristian Tomasetti, Ph.D., profesor adjunto de la bioestadística en el centro del cáncer de Johns Hopkins Kimmel y la escuela de Johns Hopkins Bloomberg de la salud pública. “Estos errores de copiado son una fuente potente de las mutaciones del cáncer que se han infravalorado históricamente científico, y esta nueva obra ofrece el primer presupuesto de la fracción de las mutaciones causadas por estos errores.”

“Necesitamos continuar animar a gente a evitar los agentes ambientales y las formas de vida que aumentan su riesgo de desarrollar mutaciones del cáncer. Sin embargo, mucha gente todavía desarrollará los cánceres debido a estos desvíos de copiado al azar de la DNA, y mejores métodos para descubrir todos los cánceres, mientras que son todavía curables, se necesitan anterior urgente,” dice a Bert Vogelstein, M.D., codirector del centro de Luis en el centro del cáncer de Johns Hopkins Kimmel.

Tomasetti y Vogelstein conducto el nuevo estudio descrito en el 24 de marzo publicado parte en la ciencia del gorrón.

Los investigadores dicen que sus conclusiones están de acuerdo con los estudios epidemiológicos que muestran que el aproximadamente 40 por ciento de cánceres puede ser prevenido evitando ambientes y formas de vida malsanos. Pero entre los factores que impulsan el nuevo estudio, diga a los investigadores, es que el cáncer golpea a menudo a la gente que sigue todas las reglas de vida sana - no fumador, dieta sana, peso sano, poco o nada de exposición a los agentes carcinógenos sabidos - y no tiene ningún antecedente familiar de la enfermedad, incitando la pregunta dolida “porqué yo?”

Tomasetti y Vogelstein creen la respuesta a los descansos de esta pregunta en desvíos de copiado al azar de la DNA.

Los esfuerzos actuales y futuros de reducir factores de riesgo ambiental sabidos, dicen, tendrán impactos importantes en incidencia del cáncer en los E.E.U.U. y en el extranjero. Pero dicen que el nuevo estudio confirma que demasiado poca atención científica está prestada a las estrategias de la detección temprana que dirigirían el gran número de cánceres causados por desvíos de copiado al azar de la DNA.

“Estos cánceres ocurrirán no importa cómo es perfecto el ambiente,” dice Vogelstein.

En un estudio anterior sido autor por Tomasetti y Vogelstein en la aplicación del 2 de enero de 2015 la ciencia, los pares denunciaron que los desvíos de copiado de la DNA podrían explicar porqué ciertos cánceres en los E.E.U.U., tales como los del colon, ocurren generalmente que otros cánceres, tales como cáncer de cerebro.

En el nuevo estudio, los investigadores dirigieron una diversa pregunta: ¿Qué fracción de mutaciones en cáncer es debido a estos desvíos de copiado de la DNA?

Para contestar a esta pregunta, los científicos hecharon una ojeada cercano las mutaciones que impulsan incremento anormal de la célula entre 32 tipos del cáncer (materiales suplementales, la tabla S6). Desarrollaron un nuevo modelo matemático usando la DNA que ordenaba datos del atlas del genoma del cáncer y datos epidemiológicos de la base de datos de Reino Unido de la investigación de cáncer.

Según los investigadores, toma generalmente mutaciones de gen dos o más críticos para que el cáncer ocurra. En una persona, estas mutaciones pueden ser debido a los desvíos de copiado al azar de la DNA, al ambiente o a los genes heredados. Conociendo esto, Tomasetti y Vogelstein utilizaron su modelo matemático para mostrar, por ejemplo, que cuando las mutaciones críticas en cánceres pancreáticos se agregan juntas, el 77 por ciento de ellos es debido a los desvíos de copiado al azar de la DNA, el 18 por ciento a los factores ambientales, tales como fumar, y el 5 por ciento restante a la herencia.

En el otro cáncer pulsa, por ejemplo los de la próstata, cerebro o el hueso, el más de 95 por ciento de las mutaciones es debido a los desvíos de copiado al azar.

Cáncer de pulmón, observan, los presentes un diverso retrato: el 65 por ciento de todas las mutaciones es debido a los factores ambientales, sobre todo fumando, y el 35 por ciento es debido a los desvíos de copiado de la DNA. Los factores heredados no se saben para desempeñar un papel en cánceres de pulmón.

Observando a través de los 32 tipos del cáncer estudiados, los investigadores estiman que el 66 por ciento de mutaciones del cáncer resulta de desvíos de copiado, el 29 por ciento pueden ser atribuidos a la forma de vida o a los factores ambientales, y que sigue habiendo se hereda el 5 por ciento.

Los científicos dicen que su aproximación es relacionada con las tentativas de arreglar porqué ocurren los “errores tipográficos” al pulsar un libro de 20 volúmenes: estando cansado mientras que pulsa, que representa exposiciones ambientales; una llave adherida o perdida en el teclado, que representan factores heredados; y otros desvíos tipográficos que ocurren aleatoriamente, que representan desvíos de copiado de la DNA.

“Usted puede reducir su ocasión de desvíos tipográficos asegurándose de le no es soñoliento mientras que pulsa y que su teclado no está faltando algunas llaves,” dice Vogelstein. “Solamente los errores tipográficos todavía ocurrirán porque nadie puede pulsar perfectamente. Semejantemente, las mutaciones ocurrirán, no importa qué es su ambiente, pero usted puede tomar medidas para disminuir esas mutaciones limitando su exposición a las substancias peligrosas y a las formas de vida malsanas.”

El estudio de Tomasetti y de Vogelstein 2015 creó el discusión vigoroso de los científicos que sostuvieron que su análisis previamente publicado no incluyó cánceres del pecho o de próstata, y reflejó solamente incidencia del cáncer en los Estados Unidos.

Sin embargo, Tomasetti y Vogelstein ahora denuncian una configuración similar mundial, soportando sus conclusiones. Razonaron que más células dividen, más alto es el potencial para los supuestos errores de copiado en la DNA de células en un órgano. Compararon números totales de divisiones de célula madre con los datos de la incidencia del cáncer cerco por la dependencia internacional para la investigación sobre cáncer en 423 registros de enfermos de cáncer a partir de 68 países con excepción de los E.E.U.U., representando 4,8 mil millones personas, o más que la mitad de la población de mundo. Esta vez, los investigadores podían también incluir datos de cánceres del pecho y de próstata. Encontraron una correlación fuerte entre la incidencia del cáncer y las divisiones celulares normales entre 17 tipos del cáncer, sin importar el ambiente de los países o el escenario del revelado económico.

Tomasetti dice que estos desvíos de copiado al azar de la DNA conseguirán solamente más importantes como las sociedades hacen frente a los envejecimientos de la población, prolongando la oportunidad para que nuestras células hagan cada vez más desvíos de copiado de la DNA. Y porque estos desvíos contribuyen a una gran parte de cáncer, Vogelstein dice que esa gente con el cáncer que ha evitado los factores de riesgo sabidos se deben confortar por sus conclusión. “No es su avería,” dice Vogelstein. “Nada que usted hizo o que no hizo era responsable de su enfermedad.”