La Hepatitis B y los pacientes de C más probablemente para desarrollar la enfermedad de Parkinson, estudio encuentra

La hepatitis B y C de los virus se puede ambos asociar a un riesgo creciente de la enfermedad de Parkinson, según un estudio publicado en la aplicación en línea del 29 de marzo de 2017 Neurology®, el gorrón médico de la Academia Americana de Neurología. El virus de hepatitis afecta al hígado.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), se estima que dondequiera a partir 850.000 a 2,2 millones de personas de en los Estados Unidos tienen infección crónica del virus de la hepatitis B y dondequiera a partir 2,7 a 3,9 millones de personas de tienen hepatitis crónica C. Mientras Que ambos pueden llevar a la enfermedad seria, mucha gente tiene pocos síntomas y no los realiza que ella tiene el virus, especialmente al principio.

La Hepatitis B se extiende a través de contacto con sangre y fluídos corporales de una persona infectada, tales como sexo sin protección, compartiendo agujas, consiguiendo un tatuaje o una perforación con las herramientas por esterilizar o compartiendo las maquinillas de afeitar o los cepillos de dientes con una persona infectada.

La Hepatitis C se extiende a través de contacto de la sangre-a-sangre tal como distribución de agujas, de las maquinillas de afeitar y de los cepillos de dientes y es pasada conectado en el nacimiento por los moldes-madre infectados.

“El revelado de la enfermedad de Parkinson es complejo, con factores genéticos y ambientales,” dijo el estudio autor Julia Pakpoor, BM, BCH, de la Universidad de Oxford en el Reino Unido. “Es posible que el virus de hepatitis sí mismo o quizás el tratamiento para la infección podría desempeñar un papel en accionar la enfermedad de Parkinson o es posible que la gente que es susceptible a las infecciones de la hepatitis es también más susceptible a la enfermedad de Parkinson. Esperamos que eso determinar este lazo pueda ayudarnos a entender mejor cómo la enfermedad de Parkinson se convierte.”

Para el estudio, los investigadores examinaron archivos del hospital de una base de datos Británica grande. Buscaron archivos de la gente con un primer caso de la hepatitis B, de la hepatitis C, de la hepatitis autoinmune, de la hepatitis activa crónica y del VIH a partir de 1999 a 2011. Entonces compararon a esa gente a los archivos del hospital de la gente con condiciones relativamente de menor importancia tales como cirugía de la catarata, juanetes y cirugía del repuesto del codo. Para todos los participantes, los investigadores observaban los archivos para ver quién desarrolló más adelante la enfermedad de Parkinson.

Había casi 22.000 personas con la hepatitis B, 48.000 con la hepatitis C, 6.000 con hepatitis autoinmune, 4.000 con hepatitis activa crónica y casi 20.000 con el VIH. Los compararon más de 6 millones de personas de con condiciones de menor importancia.

El estudio encontró que la gente con la hepatitis B era el 76 por ciento más probable desarrollar la enfermedad de Parkinson que ésas en el grupo de la comparación, y la gente con la hepatitis C era el 51 por ciento más probable desarrollar la enfermedad de Parkinson. Un total de 44 personas con la hepatitis B desarrollaron la enfermedad de Parkinson, comparada a 25 casos que serían preveídos en la población en general. Para la gente con la hepatitis C, 73 personas desarrollaron la enfermedad de Parkinson, donde cerca de 49 casos habrían sido preveídos en la población en general.

La Gente con hepatitis autoinmune, hepatitis activa crónica y el VIH no tenía un índice creciente de la enfermedad de Parkinson.

Un estudio anterior de Taiwán mostró un lazo entre la hepatitis C y la enfermedad de Parkinson, pero no mostró ningún lazo para la hepatitis B.

Pakpoor dijo que las limitaciones del estudio actual incluyen que no podrían ajustar para que haya factores de la forma de vida tales como fumar y uso del alcohol, que podrían afectar al riesgo de la enfermedad de Parkinson, y que el estudio fue basado solamente en la gente que fue evaluada en un hospital.

Fuente: https://www.aan.com/PressRoom/Home/PressRelease/1540