Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El dispositivo de mano de EEG puede fijar rápidamente la extracción de aire del cerebro en las lesiones en la cabeza

En una juicio clínica conducto entre adultos en 11 hospitales, los investigadores han mostrado que un dispositivo de mano de EEG aprobado en 2016 por los E.E.U.U. Food and Drug Administration que son poder disponible en el comercio rápidamente y con el 97 por ciento exactitud elimina si una persona con una lesión en la cabeza probable tiene extracción de aire del cerebro y necesita la evaluación y el tratamiento adicionales.

Según los centros para el control y prevención de enfermedades, cerca de 2,5 millones de americanos aparecen cada año a la sala de urgencias con lesiones en la cabeza sospechosas. La mayor parte de esta gente recibe una exploración del CT, y el más de 90 por ciento de las exploraciones no muestra ninguna lesión cerebral estructural, creando la exposición de radiación innecesaria y los costos médicos estimaban aproximadamente $1.200 por la exploración.

En un parte sobre su juicio clínica, descrita el 31 de marzo en línea en remedio académico de la emergencia, los investigadores dicen el nuevo dispositivo -; qué actividad eléctrica de las dimensiones en el cerebro y entonces utiliza un algoritmo para decidir a si un paciente es probable tener extracción de aire del cerebro -; puede ayudar con la toma de decisión y la clasificación clínicas de pacientes, y podría reducir la necesidad de exploraciones del CT.

“Antes de que nuestro estudio, había no objetivo, las dimensiones cuantitativas de la lesión en la cabeza suave con excepción de la proyección de imagen,” dice el Jr. de Daniel Hanley del principal investigador, M.D., el profesor de Legum del remedio neurológico y al director del programa de los resultados de la lesión cerebral en la Facultad de Medicina de la Universidad John Hopkins. “Este trabajo abre la posibilidad de diagnosticar la lesión en la cabeza de una manera muy temprana y exacta.

“Esta tecnología no se significa para reemplazar la exploración del CT en pacientes por la lesión en la cabeza suave, sino que provee del clínico la información adicional para facilitar la toma de decisión clínica rutinaria,” dice Hanley. “Si evaluaron alguien con una lesión en la cabeza suave en los deportes o campo de batalla, después esta prueba podría ayudar a la decisión de independientemente de si él o ella necesita transporte rápido al hospital. Alternativamente, si hay un accidente con mucha gente herida, los personales médicos podrían utilizar el dispositivo a la clasificación que los pacientes necesitarían para tener exploraciones del CT y que debe ir primero. Ésos que muestran un “positivo” para la lesión cerebral irían primero.”

Los adultos observados del estudio solamente en y no fijaron como de bien el dispositivo podría predecir lesiones cerebrales traumáticas en niños o adolescencias.

El estudio, Hanley dice, fue diseñado para probar la exactitud y la eficacia de DELANTE 300, un dispositivo desarrollado por BrainScope Company Inc. de Bethesda, Maryland, que está disponible ahora para una audiencia limitada con los centros del programa de la excelencia. En sus ocho años de revelado, la compañía ha probado este y las generaciones anteriores del dispositivo en juicios humanas múltiples. El punto del dispositivo es fijar la probabilidad que un paciente tiene más de 1 mililitro de extracción de aire en el cerebro y necesita la evaluación inmediata de los personales médicos.

Para comenzar, los investigadores reclutaron a 720 adultos que vinieron a 11 departamentos de emergencia por todo el país entre febrero y diciembre de 2015 con una lesión en la cabeza cerrada, significando que el cráneo estaba intacto. Los participantes estaban entre 18 y 85 años, y el 60 por ciento era hombres. Sobre asiento al departamento de emergencia, cada médico realizó las evaluaciones clínicas estándar para las lesiones en la cabeza usadas en su sitio. Un técnico entrenado entonces administró la evaluación estandardizada de la conmoción cerebral y del inventario del síntoma de la conmoción cerebral para caracterizar los síntomas del paciente, y después utilizó el dispositivo DELANTE 300 para medir datos (EEG) del electroencefalograma -; configuraciones esencialmente de búsqueda y de registración de la onda cerebral -; de pacientes mientras que descansaron reservado por cinco a 10 minutos. El dispositivo incluye los audífonos disponibles que registran los datos de EEG a partir de cinco regiones en la frente e introducen las señales de nuevo DELANTE al dispositivo de mano 300 en tiempo real. Además, el técnico incorporó cierta información clínica/demográfica en el dispositivo, incluyendo edad; la muesca de la escala de la coma de Glasgow, que valora cómo es consciente es una persona; y si había una baja de la conciencia relacionada con el daño.

El dispositivo fue programado leer aproximadamente 30 características específicas de la actividad eléctrica del cerebro, que utiliza un algoritmo para analizar, y de cómo la configuración del paciente de la actividad cerebral comparada a la misma configuración de la actividad cerebral consideraba normal. Por ejemplo, buscó cómo rápidamente o la información lenta viajó a partir de un lado del cerebro al otro, o si la actividad eléctrica en ambos lados del cerebro fue coordinada o si se retrasaba un lado.

La exactitud del dispositivo fue probada usando exploraciones del CT de los participantes. La presencia de cualquier sangre dentro de la cavidad intracraneal era considerada el encontrar positivo, indicando la extracción de aire del cerebro. Después de 72 a 96 horas, los investigadores siguieron con lamamientos de teléfono a los pacientes y/o observaban informes médicos después de 30 días para confirmar más lejos la exactitud del estado del daño de cada participante.

De los 720 pacientes, 564 resultados para no tener lesiones cerebrales traumáticas, y 156 las tenían, según lo determinado por evaluaciones independientemente medidas y juzgadas de la exploración del CT.

En base DELANTE de la clasificación 300, los investigadores clasificación pacientes en “sí” o “no” las categorías, indicando la probable lesión cerebral traumática con sobre 1 milímetro de extracción de aire o no. De 564 pacientes sin la extracción de aire del cerebro, según lo confirmado con exploraciones del CT, rayaron a 291 pacientes en los DELANTE 300 como probablemente no teniendo una lesión cerebral. De los 156 pacientes con la extracción de aire confirmada del cerebro, el 144, o 92 por ciento, fue fijado como probablemente tener un daño por la clasificación DELANTE 300. De ésos confirmados con la extracción de aire del cerebro vía la exploración del CT, 12 participantes, o el 8 por ciento, tenían una cierta extracción de aire intracraneal, y cinco participantes, o el 3 por ciento, tenía más de 1 mililitro de sangre en el cerebro.

Porque muchas de las clasificaciones sí/no incorrectas no contienen la información sobre cómo está cercano un paciente está al atajo, los investigadores después crearon tres categorías para clasificación a pacientes cerca -; “sí,” “no” y “quizá” -; para ver si esto reforzó la exactitud del dispositivo. La categoría incluyó quizá a una pequeña cantidad de pacientes con la actividad anormal grande-que-usual de EEG que no era estadístico arriba bastante ser definitivamente positiva. Cuando los resultados eran recalculados en el sistema de tres filas, la sensibilidad de descubrir alguien con una lesión cerebral traumática creciente al 97 por ciento, con 152 de 156 lesiones en la cabeza traumáticas descubiertas, y el 99 por ciento de ésos tenían más que o igual a 1 mililitro de extracción de aire en el cerebro. Ningunos de los cuatro falsos negativos requirieron la cirugía, vuelta al hospital debido a su daño o imágenes cerebrales adicionales necesarias.

Los resultados de ensayo también muestran que el dispositivo predijo la ausencia de cerebro potencialmente peligroso que sangraba el 52 por ciento del tiempo en los participantes probados con la clasificación sí/no. Usando el sí/no/quizá la clasificación, el dispositivo clasificó a 281 pacientes como teniendo una lesión cerebral, prediciendo correctamente si alguien no tenía una lesión en la cabeza el 39 por ciento del tiempo. Los investigadores dicen que estas capacidades proféticas perfeccionan en las consideraciones clínicas usadas actualmente para fijar si hacer un CT exploran -; conocido como las consideraciones de New Orleans y las reglas canadienses del CT de la culata de cilindro -; y predicho la ausencia de cerebro que sangra el más de 70 por ciento del tiempo en esa gente con no más que un síntoma de la lesión cerebral, tal como desorientación, dolor de cabeza o amnesia.

Como con un EEG típico, la prueba no causa ningún tipo de sensación o de riesgo. Hay una pequeña ocasión de la irritación de piel de los discos que leen la actividad eléctrica.

Aunque un costo exacto no haya sido fijado por BrainScope, el fabricante del dispositivo, la compañía dice que será una parte del costo de un analizador del CT, que comienza en $90.000 y sube a $2,5 millones dependiendo de las capacidades, y será más barata e importante más rápida administrar. En septiembre de 2016, el dispositivo fue autorizado por Food and Drug Administration para el uso en una fijación clínica.