Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las conclusión de la investigación pueden ayudar a doctores a mejorar infecciones de la circulación sanguínea de la invitación con menos efectos secundarios

Los pacientes con infecciones de la circulación sanguínea podrían evitar el tratamiento con una combinación de terapias antimicrobianas si les dan la droga derecha tan pronto como sea posible y si los clasifican como en poco arriesgado de la muerte. Esto reduciría el riesgo de efectos secundarios adversos, así como la probabilidad de la resistencia a los medicamentos que se convierte en las bacterias que causan la infección -- carbapenemase-producir enterobacteriáceas (CPE).

Los resultados del INCREMENTO internacional estudian, presentado en el 27mo congreso europeo de la microbiología clínica y las enfermedades infecciosas (ECCMID) hoy (domingo) y publicado simultáneamente en las enfermedades infecciosas de The Lancet, muestran por primera vez que la terapia de la combinación es solamente mejor que el tratamiento con un único antimicrobiano en pacientes con las infecciones de la circulación sanguínea causadas por el CPE si están en de alto riesgo de la muerte. En estos pacientes la terapia de la combinación partió en dos el riesgo de muerte, pero no diferenció ningún en pacientes en poco arriesgado.

Una segunda presentación en el estudio del INCREMENTO mostró que era posible evitar usar carbapenems -- la clase de las terapias antimicrobianas consideradas como drogas del último recurso -- para tratar las infecciones de la circulación sanguínea causadas por otro tipo de bacterias llamó extendido-espectro las enterobacteriáceas que producían beta-lactamase (ESBL-E), que son generalmente resistentes a un alcance de drogas antimicrobianas incluyendo las cefalosporinas. La investigación mostró que si trataron a los pacientes con otras drogas, probablemente active contra la infección, y entonces cambiado a una droga mejor-apuntada una vez que los doctores habían determinado las bacterias, los pacientes hicieron así como los que fueron tratadas inmediatamente con los carbapenems. Esto que encuentra puede ayudar a doctores a reducir el uso de carbapenems de modo que puedan ser reservados para el uso solamente para las infecciones que son definitivamente resistentes al resto de las terapias antimicrobianas existentes.

Al tratar a pacientes con infecciones potencialmente peligrosas para la vida de la circulación sanguínea, los doctores utilizan a menudo una combinación de las drogas antimicrobianas del espectro antimicrobiano o amplio para intentar comenzar a combate la infección lo más rápidamente posible, pero sin saber qué tratamientos son real susceptibles las bacterias. Esto significa que las drogas no pueden ser apuntadas bien y puede llevar a las bacterias que desarrollan resistencia a un alcance de antimicrobianos, incluyendo las terapias del último recurso.

En la primera presentación, profesor Jesús Rodríguez-Baño, el jefe de la división de las enfermedades infecciosas en el hospital Virgen Macarena (Sevilla, España) de la universidad y el presidente electo de la sociedad europea de la microbiología clínica y de las enfermedades infecciosas (ESCMID), denunciaron resultados a partir de 37 hospitales en 11 países en 437 pacientes con las infecciones de la circulación sanguínea causadas por el CPE -- un grupo de las bacterias que son resistentes a los carbapenems. Pueden matar hasta sobre la mitad de los pacientes que desarrollan infecciones de la circulación sanguínea.

Antes de comenzar el tratamiento antimicrobiano, fijaron los pacientes para su riesgo de muerte; pacientes en poco arriesgado rayados entre 0-7 y ésos en de alto riesgo rayados entre 8-15 en la muesca de IMCREMENT-CPE. El cincuenta y uno por ciento de los pacientes era poco arriesgado.

Al inicio del tratamiento, 343 pacientes recibieron la terapia antimicrobiana que era activa contra las bacterias que causaban la infección -- una única droga antimicrobiana o una combinación. Este tratamiento más que partido en dos el riesgo de muerte para el grupo en conjunto. Sin embargo, la terapia de la combinación fue asociada solamente a un riesgo reducido de la muerte (una disminución del 44%) en los pacientes de alto riesgo, y no en los pacientes poco arriesgados.

Profesor Rodríguez-Baño dijo: “Contrario presentar las recomendaciones, terapia de la combinación se puede evitar en una proporción sustancial de pacientes con las infecciones de la circulación sanguínea debido al CPE. Estos pacientes pueden ser determinados usando la muesca de INCREMENT-CPE y si son poco arriesgados pueden ser tratados con un único antimicrobiano activo. Esto ayuda a evitar los problemas que se pueden asociar a terapia de la combinación, tal como un riesgo más alto de efectos secundarios adversos, el revelado de la resistencia por las bacterias infección-que causan a más antimicrobianos, y el costo más alto.

“Esperamos que, como resultado de estas conclusión, los clínicos puedan evaluar a pacientes mejor de modo que solamente ésos en de alto riesgo sean dados terapia de la combinación.”

En la segunda presentación, el Dr. Zaira Palacios Baena, residente del remedio interno en el hospital Universitario Virgen Macarena (Sevilla, España), informó al congreso: “No hay pruebas constantes sobre el uso de diversos regímenes de los tratamientos para las infecciones de la circulación sanguínea debido a las enterobacteriáceas que producen beta-lactamase del extendido-espectro. Quisimos fijar el impacto de comenzar el tratamiento con las drogas a que fueron pensadas probablemente para ser activas contra la infección, pero antes de que los doctores hubieran determinado el microorganismo exacto que causaba la infección y a las cuales las drogas sería susceptible.

“Encontramos que incluso si tratamos a pacientes con las drogas antimicrobianas que demostraron estar inactivas contra el fallo de funcionamiento que causaba la infección, no aumentó índices de mortalidad si tenemos en cuenta su riesgo subyacente de muerte y si cambiamos a una droga que sea activa contra la infección tan pronto como sepamos cuál trabajará. Hoy en día, con la evolución de la tecnología en el campo de la microbiología, podemos saber que la susceptibilidad de un microorganismo en el plazo de 24 horas y entonces nosotros puede comenzar a usar la derecha, tratamiento activo apuntado. Esto significa que no tenemos que comenzar a tratar a pacientes inmediatamente con los carbapenems, pero puede probar otras drogas primero antes de que cambie a un antimicrobiano activo, que no es necesariamente un carbapenem, si la primera droga no trabaja.”

El Dr. Palacios Baena y sus colegas incluyó a 855 pacientes con las infecciones de la circulación sanguínea causadas por ESBL-E que fueron tratados entre 2004 y 2012 en el estudio del INCREMENTO y que recibió su primer tratamiento en el plazo de 24 horas. Fijaron el riesgo de los pacientes de muerte en el plazo de 30 días usando la muesca de INCREMENT-ESBL, que tiene en cuenta factores tales como edad, tipo y la fuente de la infección (estaban más las bacterias de E.coli o de la Klebsiella), la severidad de la infección y la presencia de otras enfermedades o condiciones.

Clasificaron a los pacientes que comenzaron terapias antimicrobianas antes de que la susceptibilidad de la infección fuera sabida en tres grupos: 1) los pacientes que fueron dados carbapenems u otra terapia antimicrobiana del amplio-espectro llamaron los inhibidores beta-lactamase/beta-lactamase; esto fue llamada “terapia bien escogida (CT)” y utilizaron a estos pacientes mientras que el grupo de la referencia para comparar a los otros dos grupos contra; 2) los pacientes que fueron dados otras drogas antimicrobianas, solamente o en la combinación, que eran sabidas para trabajar contra ESBL-E en el laboratorio, llamaron “terapia alternativa (AT)”; y 3) pacientes que fueron dados la terapia antimicrobiana que demostró estar inactiva contra la infección, llamados “terapia inactiva (IT)”.

La mayoría de los pacientes (489, el 57%) recibió terapia bien escogida, (el 10%) la terapia alternativa recibida 83, y 283 (el 33%) recibió terapia inactiva. Un total de 144 pacientes (el 17%) murieron. Los índices de mortalidad para los pacientes del CT eran los 17%, porque EN los pacientes era el 19%, y para los pacientes de las TIC, 15,5%. No había diferencia estadístico importante en índices de mortalidad entre los pacientes que recibieron el CT y los EN quienes recibió u o las TIC.

El riesgo de muerte en los pacientes de alto riesgo crecientes en un tercero para cada punto en la muesca de INCREMENT-ESBL, y los pacientes que fueron tratados con una terapia apuntada que no había sido mostrada al trabajo contra las bacterias en los pruebas de laboratorio (terapia apuntada inactiva) tenían un riesgo creciente casi triple de muerte. El Dr. Palacios Baena dijo que éstos eran los pacientes muy probablemente a beneficiarse del tratamiento temprano con las drogas del amplio-espectro sabidas para ser activos contra este tipo de bacterias.

Ella dijo que más futuro investigue necesario para ser hecho para confirmar sus resultados antes de que cualquier cambio fuera introducido en la manera que tratan a los pacientes con estas infecciones de la circulación sanguínea. “Esperamos que estos resultados pudieran ayudar a otras investigaciones, y quizá en el futuro, podemos parar el revelado que amenaza de microorganismos carbapenem-resistentes evitando el uso de carbapenems en pacientes seleccionados.

“Muchas muertes pueden ser prevenidas si utilizamos los antimicrobianos disponibles para nosotros apropiadamente y moderado. Es necesario fortalecer la investigación en las nuevas moléculas y el revelado los viejos. Los pacientes, los políticos y la población en general deben ser conscientes que el uso de los antimicrobianos del amplio-espectro necesita ser reservado solamente para cuando son realmente necesarios, pues es un desastre para los pacientes que desarrollan una infección debido a un microorganismo que sea resistente a los carbapenems.”