Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio encuentra variabilidad creciente en la prueba del autorefractor en pacientes con Síndrome de Down

Incluso prueba objetivo, automatizada de la visión--usando un dispositivo llamado un autorefractor--da resultados variables en pacientes con Síndrome de Down, denuncia un estudio en la aplicación de mayo la optometría y la ciencia de Vision, el Diario Oficial de la academia americana de optometría. El gorrón es publicado por Wolters Kluwer.

La variación en los resultados de la prueba del autorefractor es casi tres veces mayor en gente con Síndrome de Down que en un grupo de pacientes de la comparación, según la nueva investigación de Jason D. Marsack, doctorado, FAAO, y colegas de la universidad de la universidad de Houston de la optometría. Esa variabilidad despierta inquietud que algunas personas con Síndrome de Down no pudieron recibir la receta mejor para corregir su visión.

Variabilidad creciente en la prueba de Autorefractor en gente con Síndrome de Down

Los investigadores realizaron tres mediciones automatizadas del desvío refractivo en 139 pacientes con Síndrome de Down y en un grupo de mando igualado. Los temas en ambos grupos colocaron de niños a los adultos de mediana edad. Casi toda la gente con Síndrome de Down tiene anormalidades (refractivas) de la visión el requerir de los cristales de la receta ver sin obstrucción.

La prueba de Autorefraction es de uso general para los pacientes que tienen dificultad el participar en la prueba subjetiva de la visión--los que pueden no poder informar al oculista si el “número uno o el número dos” les da una imagen más sin obstrucción. Mientras que el autorefractor es altamente exacto para las recetas simples de la visión, está menos tan en pacientes con aberraciones ópticas más complejas--cuál mucha gente con Síndrome de Down tiene.

Como se esperaba, el estudio encontró que la gente con Síndrome de Down tenía mayores anormalidades refractivas. El grupo de Síndrome de Down tenía determinado una alta tasa de hyperopia (hipermetropía) junto con el astigmatismo creciente (visión enmascarada debido a la forma irregular del aro).

Los resultados de la prueba relanzada del autorefractor eran más variables en el grupo de Síndrome de Down. Por término medio, la variación era casi tres veces mayor en gente con Síndrome de Down, comparado al grupo de mando. El cerca de 40 por ciento de aros en el grupo de Síndrome de Down tenía variación de más de una mitad dioptría (una dimensión de la corrección de la visión), comparada al tres por ciento en el grupo de la comparación

Aunque el estudio no podría determinar las razones de la variabilidad creciente en gente con Síndrome de Down, era probablemente debido a dos factores: mayor dificultad que participa en el método de prueba del autorefractor y más compleja, aberraciones ópticas “más de alta potencia” del aro. El noventa y uno por ciento de temas con Síndrome de Down hizo por lo menos una prueba acertada del autorefractor, comparar al 99 por ciento del grupo de mando.

En el cerca de ocho por ciento del grupo de Síndrome de Down, los resultados del autorefractor variaron por más de 1,5 dioptrías--cuál tendría un efecto grande sobre la receta de la visión. El Dr. Marsack y colegas observa que este nivel de variabilidad, adicional a los otros retos de la prueba subjetiva de la visión, reduciría las ocasiones de alcanzar la refracción mejor para una “porción importante” de gente con Síndrome de Down.

Para disminuir variabilidad y proveer de la receta mejor de la visión para los pacientes Síndrome de Down, el Dr. Marsack y los colegas sugieren el usar de métodos múltiples para medir la anormalidad de la visión--incluyendo métodos objetivos y subjetivos--y corroborando los resultados a través de técnicas. Para el futuro, destacan la necesidad de “herramientas adicionales de proveer de mediciones objetivos de la refracción mayor certeza.”