Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El Nuevo estudio examina los factores que contribuyen a la contaminación atmosférica del en-hogar

Un estudio ambicioso llevado por los investigadores de la Universidad de Estado de San Diego ha investigado los diversos factores que contribuyen a la contaminación atmosférica dentro de la casa. Naturalmente, el humo del cigarrillo emergió como fuente importante de partículas llevadas por aire en hogares con los fumadores, pero los productos de limpieza, bujías, friendo la comida y la marijuana que fumaban también saltado como contaminadores del aire del en-hogar. Las conclusión son especialmente relevantes a las familias con los niños que viven en hogares de bajos ingresos; estos cabritos están en el mayor riesgo de problemas de salud resultando de calidad del aire pobre.

“Nuestra meta fundamental era imaginar que qué está suceso en casas que ésa lleva a niveles más altos de la partícula de aire y, a su vez, a los ambientes malsanos para los cabritos,” dijo al co-autor Juan Bellettiere, estudiante de tercer ciclo del estudio en el Programa Doctoral Común de SDSU-UCSD en Salud Pública.

Un equipo de investigación llevado por el científico de las higienes ambientales de SDSU y autor importante Neil Klepeis, investigador del comportamiento de la salud e investigador principal Melbourne Hovell, y co-investigador Susana Hughes reclutado en el estudio casi 300 familias que vivían en San Diego con por lo menos un niño envejeció 14 y más jovenes y a un fumador. Instalaron a un par de monitores de la partícula de aire en cada uno de los hogares, uno en el área de la casa más cercana a donde ocurre el fumar generalmente y una en el dormitorio del niño.

Los monitores exploran contínuo el aire para las partículas finas entre 0,5 y 2,5 micrómetros de tamaño--un rango que incluye el polvo, las esporas fungicidas, las emisiones autos y los subproductos de la combustión. Es una gama de tallas importante a la salud humana, pues estas partículas están de una talla que pueda alcanzar profundamente en los pulmones, donde pueden influenciar una variedad de complicaciones de la salud incluyendo problemas de respiración y cardiovasculares.

A lo largo de tres meses, los monitores transmitieron datos de la calidad del aire de los hogares de nuevo a los investigadores. En dos ocasiones, las personas conducto entrevistas para preguntar por qué actividades ocurrían en la casa en diversas ocasiones, por ejemplo cocinar, la limpieza y fumar. Finalmente, los científicos correlacionaron las actividades de los hogares con sus datos respectivos del monitor de la calidad del aire y una imagen clara emergió.

Los Hogares que señalaron el tabaquismo bajo techo tenían un nivel mediano de la partícula que estaba cercano duplicar el de hogares sin fumar interior. Estas partículas contienen los subproductos de la nicotina y de la combustión bien conocidos para ser peligrosas a la salud de la gente, especialmente niños. Interesante, el fumar de la marijuana contribuyó a la contaminación atmosférica del en-hogar alrededor tanto como el consumo de tabaco--la primera vez que tal encontrar ha estado señalado. Finalmente, las bujías y el incienso ardiendo, friendo la comida en productos del aceite y de limpieza que pintaba (con vaporizador) también aumentaron el número de partículas finas en el aire. Los investigadores señalaron sus conclusión hoy en el gorrón PLOS UNO.

“El objetivo de nuestra investigación es, final, encontrar modos eficaces de ascender hogares sin humo y también de encontrar buenas estrategias, generalmente para reducir la exposición a la contaminación del hogar,” Klepeis dijo. “Las conclusión de nuestro trabajo permitirán una mejores educación y feedback a las familias.”

Bellettiere dice que las personas seguirán en sus conclusión de la marijuana para descubrir si la contaminación atmosférica elevada que resulta de la marijuana que fuma traduce a la exposición creciente a los subproductos y a los cannabinoids de la combustión en los no fumadores que viven en la casa.

Klepeis agregó: “Nuestro equipo de investigación está continuando desarrollar los dispositivos y las aproximaciones nuevos de la supervisión que los consumidores pueden utilizar para entender su calidad del aire, y explorar las maneras que trabajan para que ellas y sus familias reduzcan exposiciones malsanas del agente contaminador, especialmente para los cabritos.”

Fuente: http://newscenter.sdsu.edu/sdsu_newscenter/news_story.aspx?sid=76764