Biológico de investigación puede reducir la necesidad de corticosteroides sistémicos en pacientes con asma severo

Un biológico de investigación puede reducir la necesidad de adultos con asma severo de tomar un corticosteroide oral para controlar su asma, según una juicio controlada seleccionada al azar presentada en la Conferencia Internacional 2017 del ATS. Las conclusión del estudio se están denunciando simultáneamente en línea, delante de huella en New England Journal del remedio.

El biológico es benralizumab, un anticuerpo monoclonal del α del receptor anti-interleukin-5, que cuando está entregado subcutáneo, agota rápidamente los eosinófilos, las células que en las altas concentraciones en la sangre y las aerovías lleve para frecuentar exacerbaciones del asma. Benralizumab fue evaluado para los pacientes cuyo asma no es bien-controlado por altas dosificaciones de las terapias estándar de corticosteroides inhalados y de β-agonistas de acción prolongada2 y, por lo tanto, no fue prescrito un corticosteroide oral adicionado (prednisona) sobre una base regular para reforzar mando.

“Frecuente o el uso a largo plazo de corticosteroides sistémicos puede llevar a las complicaciones potencialmente peligrosas para la vida, incluyendo osteoporosis, diabetes, enfermedad cardiovascular y supresión suprarrenal,” dijo al autor importante Parameswaran Nair, Doctor en Medicina, doctorado, profesor de medicina en el instituto del pedernal para la salud respiratoria, en la universidad de McMaster en Hamilton, Canadá. “Necesitamos las nuevas, seguras terapias que reemplazarían la necesidad de los corticosteroides sistémicos para los pacientes por asma severo.”

Según los autores, el cerca de 5 a 10 por ciento de gente con asma tiene una forma severa de la enfermedad, y los estudios han mostrado que el 32 a 45 por ciento de esta gente requiere los corticosteroides orales frecuentes o del mantenimiento.

En esto doble-cegador, la juicio de la fase 3, sabida como ZONDA (nombrados para el viento andino seco, caliente), 220 pacientes, envejecen 18 a 75, fue seleccionada al azar en tres armas: ésos que reciben el benralizumab cada cuatro semanas, ésos que reciben el benralizumab cada ocho semanas (después de tres dosis cuatrisemanales iniciales), y ésos que reciben un placebo.

En el final de 28 semanas, los investigadores encontrados:

  • Las probabilidades de reducir uso de la prednisona eran más que los cuatro-tiempos mayores para los pacientes alistados en cualquiera de las armas del benralizumab que placebo.
  • Los índices anuales de la exacerbación de pacientes alistados en cualquiera de las armas del benralizumab eran estimados para ser el 55 a 70 por ciento más bajo que placebo, a pesar de la reducción en uso de la prednisona.
  • Más de una mitad de pacientes alistados en las armas del benralizumab podía reducir sus dosificaciones de la prednisona por el por ciento ≥90.
  • FEV1, la dimensión de cuánto aire puede fuertemente exhalar una persona en un segundo, no era importante diferente entre el benralizumab y las armas del estudio del placebo en el final del estudio. Sin embargo, FEV1 no disminuyó comparado con la línea de fondo, a pesar de una reducción importante en la dosis de la prednisona.
  • Las acciones adversas no importantes fueron relacionadas con el uso del benralizumab.

Los investigadores dijeron que el aproximadamente 20 por ciento de pacientes no respondió al benralizumab y que los estudios futuros serían necesarios determinar qué pacientes se beneficiarían del biológico. “Es posible que el asma de estos pacientes no era crítico relacionado en los eosinófilos, o pudieron no haber tenido actividad importante del eosinófilo de la aerovía,” el Dr. Nair dijo, agregando que “estudios más a largo plazo de pacientes con asma prednisona-relacionado son necesarios antes de conclusiones definitivas se pueden drenar sobre la eficacia y el seguro a largo plazo del agotamiento del benralizumab y del eosinófilo.”

Benralizumab está bajo revista reguladora en los Estados Unidos, unión europea, Japón y varios otros países.