Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El consumo Maternal de alcohol podía producir efectos del transgenerational

Los moldes-madre Futuros han oído la alerta - no beba mientras que es embarazada. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han publicado declaraciones numerosas sobre los peligros del consumo del alcohol durante embarazo, pues puede llevar a los Desordenes Fetales del Espectro del Alcohol (FASD) en recién nacidos.

A Pesar De esto, muchas mujeres beben durante el embarazo, una opción que los científicos han conocido por años podrían dañar a los niños de estos moldes-madre. Hoy, hay una nueva razón por la que una mujer embarazada debe poner en el suelo que cristal de vino - el alcohol de consumición durante embarazo no sólo afectará a su niño nonato, pero puede también afectar el revelado del cerebro y llevar a los resultados adversos en su magnífico e incluso biznietos futuros.

El nuevo estudio por Kelly Huffman, profesor en la Universidad de California, Orilla de la psicología, tituló la “Exposición Prenatal del Etanol y el Revelado Neocortical: Un Modelo de Transgenerational de FASD,” fue publicado en la Corteza Cerebral del gorrón.

“Tradicionalmente, la exposición prenatal del etanol (PrEE) del consumo maternal de alcohol, fue pensada para afectar solamente el descendiente directamente expuesto, el embrión o el feto en la matriz. Sin Embargo, ahora tenemos pruebas que los efectos de la exposición prenatal del alcohol podrían persistir transgenerationally y afectar negativo las siguiente-generaciones de descendiente que nunca fueron expuestas al alcohol,” Huffman dijo.

El trabajo Previo del Laboratorio de Huffman en UCR ha mostrado que PrEE afecta la anatomía del neocortex, la parte del cerebro responsable de comportamiento complejo y la cognición en seres humanos, y que PrEE puede llevar al comportamiento anormal del motor y a la ansiedad creciente en el descendiente expuesto. Huffman y un grupo de estudiantes de UCR han ampliado esta investigación proporcionando prueba evidente que in utero la exposición del etanol genera efectos neurobiological y del comportamiento en generaciones subsiguientes de ratones que no tenían ninguna exposición del etanol.

Para determinar si las anormalidades en cerebro y el comportamiento de la exposición prenatal del etanol pasarían transgenerationally, Huffman generó un modelo del ratón de FASD y probó muchos aspectos del cerebro y del revelado del comportamiento a través de tres generaciones. Como se esperaba, la primera generación, el descendiente directamente expuesto, mostrado la expresión génica anormal, el revelado anormal de la red neuronal dentro del neocortex y déficits del comportamiento. Sin Embargo, el descubrimiento principal de la investigación miente en las generaciones subsiguientes, no expuestas de ratones. Estos animales tenían problemas neurodevelopmental y del comportamiento similares a los del primeros, generación directamente expuesta.

“Encontramos que el peso corporal y la talla del cerebro fueron reducidos importante en todas las generaciones de animales de PrEE cuando estaba comparado a los mandos; todas las generaciones de ratones de PrEE mostrados aumentaron ansiedad-como, depresivo-como comportamientos y déficits del sensorial-motor. Demostrando los efectos fuertes del transgenerational de la exposición prenatal del etanol en un modelo del ratón de FASD, sugerimos que FASD puede ser una condición hereditaria en seres humanos, a” Huffman dijimos.

Los análisis de niveles múltiples en este estudio sugieren ese consumo del alcohol mientras que son embarazadas llevan a una cascada de los cambios de sistema nervioso que afectan final comportamiento, vía los mecanismos que pueden producir efectos del transgenerational. Ganando una comprensión de los efectos neurodevelopmental y del comportamiento de la exposición prenatal del etanol que persisten a través de las generaciones, de los científicos y de los investigadores puede comenzar a crear terapias y métodos nuevos de prevención.

Fuente: https://ucrtoday.ucr.edu/48203