La producción enzimática Creciente por el hígado causa el hígado graso, la obesidad y la resistencia a la insulina

En los ratones que se dan una dieta de alto grado en grasas, una producción creciente de la enzima DPP4 por el hígado asciende un aumento en grasas de cuerpo, el revelado de la enfermedad del higado grasa y la resistencia a la insulina. Éstas eran las conclusión de un estudio actual de los DZD-investigadores en Potsdam y Tübingen. “Conjuntamente con nuestras observaciones de estudios adicionales del ser humano y de la célula, estos resultados indican que la producción creciente DPP4 por el hígado es la causa bastante que la consecuencia de un hígado graso y de una resistencia a la insulina,” dicen al jefe del estudio, Annette Schürmann del Instituto Alemán para la Investigación de la Nutrición Humana (DIfE), socio del Centro Alemán para la Investigación de la Diabetes (DZD). El equipo de investigación llevado por Schürmann ahora ha publicado sus conclusión en Metabolismo Molecular.

“Los inhibidores DPP4 son bien sabido del tratamiento de la diabetes. Por Lo Tanto, en nuestra opinión, podrían ser utilizados en el futuro no sólo para mejorar el metabolismo del azúcar pero también tratar enfermedad del higado grasa sin alcohol,” agrega al autor importante del estudio, Cristiano Baumeier de DIfE.

DPP4 es una enzima que, es producida en gran parte por el hígado e inhibe los efectos de las hormonas intestinales importantes que están implicadas en metabolismo de la glucosa en sangre. Además, los pacientes que sufrían de enfermedad del higado grasa sin alcohol han elevado los niveles DPP4 en su sangre. Hasta la fecha, sin embargo, era no entendible si los niveles elevados de DPP4 en hígados grasos son la causa o la consecuencia de la enfermedad.

Para encontrar una respuesta a esta pregunta, los científicos que trabajaban con Schürmann y Baumeier compararon dos diversos grupos de ratones con uno a. Mientras Que un grupo de ratones produjo una mayor cantidad de DPP4 en el hígado debido a una modificación genética, el grupo de mando mostró las cantidades inferiores de la enzima. Ambos grupos eran determinados la misma alimentación de alto grado en grasas para aproximadamente la mitad al año. Los animales que produjeron una mayor cantidad de DPP4 en el hígado ganaron cerca de una mitad de más grasas de cuerpo que el grupo de mando y mostraron alrededor dos veces ḿas grasa del hígado. También reaccionaron menos sensible a la insulina de la hormona. Los estudios Adicionales en una variedad de células humana del hígado así como en las células de hígado aisladas de los ratones también indicaron que las cantidades normales de DPP4 (500ng/ml) son ya suficientes hacer las células menos sensibles a la insulina sin importar su contenido de grasa. Además, los científicos observaron que los seres humanos que sufren de resistencia a la insulina y de enfermedad del higado grasa sin alcohol tienen una mayor cantidad de DPP4 activo en su sangre que gente sana.

“De otros estudios sabemos que las modificaciones epigenéticas del gen DPP4, que se asocian a una producción creciente de la enzima, tienen un impacto negativo en el metabolismo del hígado ya en ratones jovenes, mucho antes emerge la enfermedad del higado grasa,” dicen Baumeier.

“Por lo tanto parece razonable examinar en otros estudios cómo y a que hora los inhibidores DPP4 se pueden utilizar para prevenir o para tratar el revelado de un hígado graso sin alcohol,” agregó a Schürmann, que dirige el Departamento de la Diabetología Experimental en el DIfE.

Fuente: https://www.dzd-ev.de/en/latest/news/news/article/41248/index.html