El ejercicio físico durante embarazo ofrece las ventajas para el molde-madre y el bebé

Los investigadores españoles han clarificado dudas sobre la actividad física recomendada durante embarazo. Su trabajo destaca cómo el ejercicio se debe tomar no sólo por las mujeres sanas, previamente activas, pero eso es también un buen rato de adoptar una forma de vida sana. Hay ventajas sin obstrucción para el molde-madre y el bebé.

El avance de peso excesivo, el pre-eclampsia, la diabetes gestacional, la sección cesariana, un dolor más de espalda y la incontinencia urinaria son algunos de los riesgos de llevar una forma de vida malsana durante embarazo.

Un estudio realizado por los expertos de la universidad de Camilo José Cela (UCJC), publicada en el gorrón de la asociación americana del remedio (JAMA), define las configuraciones del ejercicio físico durante embarazo que han mostrado las ventajas fisiológicas importantes para el molde-madre y el bebé.

“El porcentaje de las mujeres que resuelven las recomendaciones para el ejercicio durante embarazo son muy inferiores,” SINC fue informado por María Perales, el autor importante del estudio e investigador del departamento de la actividad física y se divierte ciencia. “Esto es debido en parte a la incertidumbre sobre qué tipo de ejercicio debe ser recomendado y cuál se debe evitar”.

Sin embargo, el nuevo estudio confirma que hay prueba científica fuerte que mantiene que el ejercicio del moderado durante embarazo es seguro y beneficioso para el molde-madre y el bebé.

Entre las ventajas confirmadas sea: la prevención del avance de peso excesivo (un factor clave en la transmisión entre generaciones de la obesidad) y un más poco arriesgado del macrosomia fetal (bebés que nace pesando más de 4 kilogramos), del pre-eclampsia, de la diabetes gestacional, de la sección cesariana, de un dolor más de espalda, de dolor pélvico y de la incontinencia urinaria.

Por otra parte, no hay riesgo de nacimiento prematuro, de peso de nacimiento inferior o de señal de socorro fetal; a condición de que el molde-madre tiene contraindicación no médica u obstétrica para el ejercicio físico.

No hay riesgo de nacimiento prematuro, de peso de nacimiento inferior o de señal de socorro fetal; a condición de que el molde-madre tiene contraindicación no médica u obstétrica para el ejercicio físico

“Los ejercicios recomendados en nuestro estudio se deben realizar no sólo por las mujeres embarazadas sanas, pero también por las hembras sedentarias antes del embarazo puesto que esto es un buen rato de adoptar una forma de vida físicamente activa,” agrega Perales. “Esto también va para las mujeres a riesgo de ser gordo u obeso o a riesgo de la diabetes gestacional y de la hipertensión crónica”.

¿Se recomienda qué ejercicio físico?

De acuerdo con las recomendaciones por la universidad americana de los obstétricos y de los ginecólogos (ACOG), el nuevo estudio destaca las configuraciones de la actividad física que han demostrado ser las más beneficiosas durante este período, así como los ejercicios cuál estas mujeres deben evitar mientras que puede ser que planteen un riesgo al feto.

En lo que respecta al tipo de ejercicio, de duración y de frecuencia semanal, los expertos esfuerzo la importancia de combinar aerobia y del entrenamiento de la fuerza en cada sesión, que debe durar 45 a 65 minutos, durante tres o cuatro días a la semana.

La intensidad debe siempre ser moderada, aunque deba ser analizada para cada mujer y ser controlada en la sesión. La actividad física se puede comenzar entre la semana 9 y 12 del embarazo (después de la primera visita prenatal) hasta la semana 38-39.

Las técnicas tales como pilates y la yoga, recomendada a menudo durante este período, no se conectan a las ventajas fisiológicas descritas, sino a las mejorías en la reducción de la salud mental y del dolor.

En términos de ejercicio que debe ser evitado, “todo el que es vigoroso (el 90% del ritmo cardíaco máximo), puesto que puede aumentar el riesgo de hipotermia, de deshidratación o de flujo de sangre uterino reducido con el riesgo asociado de comprometer la salud de los fetos,” tensiones de Perales.

Semejantemente, el funcionamiento de larga distancia, el peso intenso y el entrenamiento de la contracción, los saltos, los ejercicios del impacto y los ejercicios isométricos con el riesgo de caer o en una posición supina extendida (que miente en su dorso) deben ser suspendidos.