Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La barrera Intestinal de los pacientes de IBS permite que las bacterias pasen más libremente que en gente sana

La barrera intestinal de pacientes con la enfermedad gastrointestinal IBS permite que las bacterias pasen más libremente que en gente sana, según un estudio llevado por los investigadores en la Universidad de Linköping en Suecia. El estudio, publicado en la Gastroenterología del gorrón científico, es el primer para investigar IBS usando bacterias vivas.

IBS, o el síndrome de intestino irritable, perturba la función del intestino. La condición lleva a los episodios relanzados del dolor abdominal, y da lugar generalmente al estreñimiento o a la diarrea. Los Alrededor 10% de gente en Suecia sufren de IBS, y son dos veces tan comunes entre mujeres como entre hombres.

Han mirado a la “Gente afectada por IBS como un grupo bastante difuso. Nuestro estudio ha mostrado que la gente con IBS es sin obstrucción diferente de gente sana de la manera de la cual la pieza del intestino conocido como el colon (o intestino grueso) reacciona a las bacterias,” dice Åsa Keita, investigador en el Departamento del Remedio Clínico y Experimental (IKE). Ella ha llevado el estudio así como Susana Gualterio, especialista en enfermedades gastrointestinales en el Hospital de la Universidad de Linköping y también un investigador en IKE.

Es todavía no entendible porqué se presenta la condición, pero está aumentando el prueba que cambia de la manera de la cual el cerebro obra recíprocamente con la flora bacteriana en el juego de la tripa un papel. El intestino grueso tiene una capa de mucoso, que constituye la primera línea de defensa contra las bacterias en el intestino. Detrás de esto, hay una capa de células epiteliales conocidas como enterocytes, y detrás de éstos es el tejido que contiene las células inmunes. El actual estudio ha observado esta capa de células epiteliales, y examinado cómo es permeable está a las bacterias.

Los investigadores investigaron las pequeñas muestras del tejido recogidas del intestino grueso de 37 mujeres con IBS, y lo compararon con las muestras de mujeres sin síntomas intestinales. Estudiaron las membranas en un instrumento conocido como compartimiento de Ussing, en el cual es posible medir el transporte de substancias y de bacterias a través de tejido vivo.

La Infección con las Salmonelas patógenas de la bacteria typhimurium es un factor de riesgo para desarrollar IBS, y ésta llevó a los investigadores a investigar cómo esta deformación de las Salmonelas obra recíprocamente con la membrana intestinal. También estudiaron una deformación de Escherichia Coli (Escherichia Coli HS), que está generalmente presente en el intestino. Ambas bacterias pasaron a través de la mucosa intestinal de pacientes con IBS alrededor dos veces más rápidamente que era la caja para los temas sanos.

Los “Pacientes con IBS en nuestro estudio tenían un pasaje más alto de bacterias en el sistema modelo. Pero no podemos transferir este resultado directamente a la práctica clínica, y la investigación adicional es necesaria. Qué podemos decir, sin embargo, es que hay algo que hace una capa de la mucosa intestinal de pacientes con IBS más sensible a las bacterias que en temas sanos,” dice Åsa Keita.

Los investigadores también observaban las células de palo, un tipo de célula inmune que es un componente importante de la defensa inmune natural, que protege contra microorganismos. Encontraron que las células de palo aparecen desempeñar un papel importante en la regulación del pasaje de bacterias a través de la membrana intestinal, en ambos temas sanos y en gente con IBS. El mecanismo parece, sin embargo, ser más activo en ésos con IBS.

Fuente: https://liu.se/en/