Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las T-células reguladoras pueden soportar depósitos gordos haciendo frente a retos ambientales

Las T-células reguladoras inmunosupresivas desempeñan un papel importante en el funcionamiento del tejido adiposo. Éste es el descubrimiento de científicos del centro de la diabetes de Helmholtz (HDC) en Helmholtz Zentrum München y la universidad de Munich técnica (TUM). Sus conclusión se publican en el metabolismo de la célula del gorrón.

El número de gente obesa así como de ésas que sufren de tipo - la diabetes 2 está aumentando por todo el mundo. Ambos desordenes se asocian a los cambios metabólicos incluyendo reacciones inflamatorias amplificadas en tejido adiposo. Los “estudios anteriores han indicado que las T-células reguladoras inmunosupresivas - o Tregs para corto - desempeñan un papel importante en estos procesos”, explican el líder del Dr. Carolin Daniel del estudio, el líder del grupo en el instituto para la investigación de la diabetes (CA) del Helmholtz Zentrum München y a un científico en el centro alemán para la investigación de la diabetes (DZD). “Ahora quisimos examinar cómo estas células inmunes pudieron soportar la función adiposa más detalladamente.”

En un modelo experimental, Daniel, así como co-primer es autor del Dr. Stefanie Kälin y Maike Becker y colegas, determinados que el número de Tregs en tejido adiposo aumenta en respuesta a diversos estímulos ambientales. Estos estímulos incluyeron un tratamiento frío a corto plazo, el estímulo del sistema nervioso comprensivo (β3-adrenoreceptors) o la exposición alto-calórica a corto plazo. “Todos estos estímulos soportaron esas células inmunosupresivas directamente en el tejido adiposo”, dicen a Becker.

Burning gordo activado

La magnitud del aumento en Tregs difirió dependiendo del tipo de tejido adiposo: fue pronunciada determinado en grasa marrón, algo más débil en gordo y la más débil subcutáneos de grasa visceral. Para investigar la función específica de Tregs, los investigadores determinaron cómo la expresión génica cambia en tejido adiposo. Especialmente en grasa marrón, los genes fueron activados que ascienden la producción de calor (thermogenesis) así como los que se utilizan para la avería (lipolisis) y quemar (oxidación) de ácidos grasos. Los experimentos subsiguientes revelaron que el juego de Pten del und de las moléculas Stat6 de la transmisión de señales un papel vital en este proceso.

“Una mejor comprensión de los mecanismos inmunológicos implicados en el tejido del objetivo será crítica para el revelado de intervenciones personalizadas para perfeccionar la función del tejido adiposo durante obesidad y la diabetes”, dice al líder del estudio Carolin Daniel. “Nuestros experimentos muestran por primera vez que Tregs puede soportar depósitos gordos haciendo frente a retos ambientales.”

“Nuestras conclusión destacan las acciones recíprocas complejas entre nuestra carrocería y el ambiente. Hemos sabido durante algún tiempo que juego de las hormonas un papel dominante aquí - pero ahora tienen que validar que las células inmunes pueden estar apenas como importantes para un metabolismo equilibrado”, comenta profesor el Dr. Matías Tschöp. Él es el director científico del HDC en Helmholtz Zentrum München y espera la silla para las enfermedades metabólicas en el TUM. “Estos discernimientos, por lo tanto, nos ayudan enormemente con el diseño de más modos eficaces de optimizar terapéutico cuando y cómo salvar calorías.”