Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores de BWH determinan nueva causa genética rara del mesotelioma peritoneal

El mesotelioma es un tumor raro y agresivo que, en muchos casos, resulta de la exposición al amianto. Pero sobre la horma varias décadas, otras causas de la enfermedad han emergido, incluyendo el tratamiento con la radiación terapéutica de alta intensidad y, más recientemente, una mutación genética heredada. Ahora, con una observación inesperada y un estudio meticuloso de los pacientes vistos en Brigham y el hospital de las mujeres, los investigadores de BWH han agregado una cuarta causa al filete: un cambio genético en el gen de ALK, observado en tres pacientes con mesotelioma peritoneal. A diferencia de causas previamente sabidas, puntos de este nuevos descubrimiento a una aproximación terapéutica potencial para esos pocos pacientes cuyos tumores abrigan la mutación.

Las conclusión de las personas se publican en oncología del JAMA.

El “mesotelioma es altamente mortífero y no tiene ninguna vulcanización. A menudo, no se diagnostica hasta en un último escenario, cuando muchos tumores han formado ya,” dijo el investigador principal Lucian Chirieac, el Doctor en Medicina, un patólogo torácico de la oncología en el departamento de la patología en BWH y a profesor adjunto en la Facultad de Medicina de Harvard. “Aunque esta mutación existe solamente en un pequeño porcentaje de casos, los puntos de este descubrimiento a una avenida terapéutica potencial para estos pacientes.”

Hay cerca de 3.000 nuevos casos de mesotelioma cada año en los E.E.U.U., y solamente cerca de 300 de ésos son el mesotelioma peritoneal, que forma en el guarnición del abdomen. La mayoría de los casos del resultado del mesotelioma décadas después de la exposición al amianto o a la radioterapia. Pero en casos raros, diagnostican a los pacientes jovenes que nunca se han expuesto a cualquier factor de riesgo con la enfermedad. Un tal caso llevó Chirieac y a sus colegas a su encontrar inesperado.

“Esto era un descubrimiento casual. Teníamos un paciente joven con el mesotelioma peritoneal que era difícil de diagnosticar. Ampliamos nuestros diagnósticos moleculares para probar para un cambio genético que había sido denunciado en cáncer del linfoma y de pulmón, pero nunca en mesotelioma. Cuando se volvió positivo, nos intrigaron,” dijo primer Yin autor (Rex) colgado, Doctor en Medicina, doctorado, la persona torácica de la patología de Corson en el departamento de la patología en BWH y el HMS.

Colgado y Chirieac colaboró con otros médicos y científicos en BWH y el Hospital General de Massachusetts para confirmar su observación. Examinaron cuidadosamente muestras a partir de 88 pacientes consecutivos con el mesotelioma peritoneal que había sido visto en BWH entre 2005 y 2015. Determinaron mesoteliomas ALK-positivos por el immunohistochemistry; confirmado con el hibridación in situ de la fluorescencia; y secuencia apuntada realizada de la siguiente-generación de la DNA del tumor y del ARN para conseguir un retrato completo del cambio genético exacto que apuntala la enfermedad.

Tres muestras pacientes eran positivas para ALK -- estos pacientes con mesotelioma peritoneal eran mujeres sin la historia de la exposición del amianto o de la radioterapia. También observaban en las muestras cerco de pacientes con mesotelioma pleural -- la forma más común de las enfermedades -- pero ningunas de esas muestras eran positivas para ALK.

El gen de ALK es importante durante el revelado embrionario del sistema nervioso pero debe estar inactivo más adelante en vida. Los estudios anteriores de cambios genéticos en cáncer del linfoma y de pulmón han encontrado que ciertas mutaciones genéticas -- específicamente cuando la parte de un gen interrumpe y consigue fundida a otra -- puede encender inadecuado ALK, impulsando a las células cancerosas para crecer y para dividir. El alcance de ALK con las drogas terapéuticas puede girar que el interruptor retrocede, cegando la progresión del cáncer -- por lo menos temporalmente - sin dañar las células sanas. El FDA ha aprobado varios inhibidores de ALK para tratar el no-pequeño cáncer de pulmón de la célula. Mientras que los costos de la terapia apuntada pueden seguir siendo altos, el costo de prueba diagnóstica para tales cambios genéticos es inferior.

Chirieac y los colegas esperan ampliar su estudio de mesoteliomas ALK-positivos en una población de pacientes global. En su propia práctica, Chirieac está examinando rutinario para la presencia de cambios de ALK para los pacientes con mesotelioma y está educando a sus residentes sobre este nuevo encontrar. “Cuando enseño a mis residentes sobre las causas del mesotelioma, hablo con ellas sobre el amianto, radioterapia y una mutación heredada,” dijo a Chirieac. “Creemos que este papel agrega una cuarta causa a ese filete - uno que sea potencialmente clínico procesable.”