El nuevo atlas de la neurología del `' revela entrehierro y disparidades del tratamiento en la distribución de recursos

A la víspera del congreso del mundo de la neurología en Kyoto el nuevo “atlas de la neurología” fue publicado hoy. Aunque ha habido progreso en la disponibilidad del cuidado neurológico mundial y gran mejora se está llevando a cabo en herramientas diagnósticas y terapéuticas, las disparidades espantosas en la disponibilidad del tratamiento persisten. Sigue habiendo este entrehierro del tratamiento ser cerrado, los expertos señala. Las buenas noticias son que el impacto importante de la salud del cerebro en salud global es reconocido cada vez más por organizaciones internacionales y responsables políticos.

No hay salud sin salud del cerebro, y por lo tanto la prevención y la administración de enfermedades neurológicas deben tener un prioritario en la política sanitaria y la formulación de planes. Es muy encouraging ver que este discernimiento importante es compartido cada vez más por los responsables políticos en diversos niveles y que los gobiernos nacionales así como las organizaciones internacionales consiguen cada vez más implicados en la promoción de la salud del cerebro”, dice a profesor Raad Shakir, presidente de la federación del mundo de la neurología (WFN) la víspera del congreso del mundo del XXIII de la organización (WCN 2017). Esta acción científica importante reunirá a millares de expertos en Kyoto, Japón, a partir del 16 al 21 de septiembre.

El atlas de la neurología muestra la distribución desigual de recursos

Varios equipos de nuevos datos serán presentados en los WCN 2017 que documentan la importancia de condiciones neurológicas así como de los recursos dedicados al cuidado neurológico. Un nuevo estudio en la carga de la enfermedad neurológica que se discutirá en el congreso mostrará la alta incidencia de las enfermedades de cerebro y de su impacto social.  Además nuevo publicada el atlas de la neurología de WHO-WFN (segunda edición) Today Show que los recursos disponibles para la diagnosis, la terapia y el acceso neurológicos al cuidado neurológico están distribuidos muy irregular global. “Estos nuevos datos nos darán argumentos adicionales para hacer el punto que los suficientes recursos para la salud del cerebro tienen que ser ofrecidos en todos los niveles”, declaran a presidente Shakir de WFN.

El atlas de la neurología es un proyecto del WHO en la colaboración cercana con el WFN. „Es una herramienta importante para convertirse y proyectar los servicios para la gente con profesor Shakir de los desordenes neurológicos” dice. La segunda edición presentada hoy compila datos a partir de 132 países y de dos territorios, así representando al 94 por ciento de la población de mundo.

“Todavía observamos un entrehierro del tratamiento y las disparidades en la distribución de los recursos neurológicos que sigue habiendo ser vencido”, profesor Shakir dicen. “Es simple inaceptable que la pregunta independientemente de si un paciente neurológico tiene acceso a las opciones terapéuticas fundamentales depende en gran parte de donde él o ella vive.”

El atlas de la neurología drena un retrato de la distribución injusta de recursos en muchos aspectos.

Por ejemplo, el punto medio global de la mano de obra neurológica total - definida como el número de neurólogos, de neurocirujanos y de neurólogos del niño disponibles en un país - es 3,1 por 100,000 habitantes. Los países del sueldo bajo denuncian un punto medio de 0,1 por 100,000 habitantes, comparado con un punto medio de 7,1 por 100,000 en países de los ingresos altos. Hay también considerables disparidades entre las regiones del WHO con la región europea que muestra a una mano de obra mediana de la neurología de 9 por 100,000 mientras que el africano y la región de Asia sudoriental denuncian figuras de 0,1 und 0,3 cuáles son lejanos abajo de niveles aceptables, dice respectivamente a profesor Shakir. “Ha habido considerables mejorías con respecto a la primera edición del atlas en 2004, pero tenemos que considerar que las mejorías más altas están observadas otra vez en los países de los ingresos altos.”

Otros el encontrar que perturba, según profesor Shakir: “El acceso a las medicaciones esenciales para los desordenes neurológicos es inferior en fijaciones de la atención primaria a través de regiones del WHO, determinado en las regiones del africano y de Asia sudoriental.” Solamente mitad del parte reconocido países (del 55 por ciento) la disponibilidad de uno de más anticonvulsivos siempre en fijaciones de la atención primaria - es decir la mitad de la gente con la epilepsia mundial no tiene acceso a estas medicaciones del esencial siempre.

Otros resultados dominantes del nuevo parte de WHO-WFN se refieren a planes de acción en desordenes neurológicos, a la legislación para estas condiciones, o al financiamiento para la neurología. Solamente el un total de 24 por ciento de países denuncia políticas sanitarias neurológicas independientes, con un déficit importante en países inferiores y con ingresos medios. El un total de 41 por ciento de países denuncia la existencia de la legislación sobre epilepsia, y el parte del 30 por ciento la existencia de la legislación referente a gente con demencia. el 58 por ciento de países denuncia la disponibilidad de la ayuda financiera para la gente con desordenes neurológicos, la figura para el inferior y los países con ingresos medios son el 24 por ciento.

Apoyo político para la salud del cerebro

No obstante hay también buenas noticias, según el presidente de WFN: „Podemos demandar justificable esa salud del cerebro y la prevención y la administración de los desordenes del cerebro son finalmente una parte integrante del orden del día político global de problemas de salud globales. El impacto importante de enfermedades neurológicas en salud global se está discutiendo cada vez más en el marco de las organizaciones internacionales, particularmente la O.N.U y el WHO.”

Por ejemplo, el plan de actuación global 2013 del WHO NCD - 2020 acentúa la importancia de condiciones neurológicas y de su prevención. Lo mismo es verdad para las metas del revelado sostenible de los Naciones Unidas que, en su objetivo 3,4 en NCDs, tienen como objetivo el reducir por una mitad mortalidad prematura de enfermedades no-transmisibles en 2030 con la prevención y el tratamiento.

Profesor Shakir: “Este otoño también podremos más adelante contribuir experiencia al WHO que la conferencia global sobre NCDs recibió por el presidente de Uruguay a partir del 18 a 20 de octubre en Montevideo. Trabajaremos difícilmente para asegurarnos de que la cumbre también apuntará específicamente salud del cerebro.” Los resultados de la reunión servirán como entrada en las discusiones en la asamblea de salud de mundo y la tercera reunión de alto nivel de la Asamblea General unida en NCDs en 2018.