Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La dieta más el alcohol puede desempeñar el papel dominante en el revelado de la lesión del higado

Un nuevo estudio publicado en alcohol y alcoholismo encuentra que los ratones criados para consumir altas cantidades de alcohol, sino controlados por dieta, no desarrollaron necesariamente las lesiones del higado más severas, sugiriendo que la dieta puede pagar un papel importante en el revelado de la lesión del higado.

La enfermedad del higado alcohólica es una carga global de la salud y refiere a un espectro de la enfermedad que coloca de la hepatomegalia y del hígado graso simple (esteatosis hepática), a patologías más severas tales como steatohepatitis alcohólico y cirrosis hepática. En los Estados Unidos sobre la mitad el alcohol de las bebidas de la población y aproximadamente 38 millones de personas de se estiman para empeñar a comportamiento del consumo compulsivo de alcohol.

Este estudio intentó comparar los ratones criados para consumir preferencial altas cantidades de alcohol (cruzar-Alto alcohol que prefiere, o grieta, los ratones) a otros ratones usando un modelo de la ingestión del etanol de la crónico-borrachera para inducir enfermedad del higado alcohólica.

Los ratones fueron seleccionados al azar y diversas dietas dadas durante un período cuatrisemanal. Los investigadores cerco el tejido y el suero. Los investigadores descubrieron que los ratones de la grieta en una dieta del alcohol y del agua consumieron significantly more alcohol que la grieta u otros ratones mantenidos en un alcohol adieta. Sin embargo, la grieta y otros ratones en la dieta del alcohol así como la maltodextrina artificial del azúcar tenían mayor hepatosteatosis y el grado total de lesión del higado comparó a los ratones que consumieron una dieta del alcohol y del agua así como la maltodextrina.

Estos datos sugieren que los factores con excepción de la cantidad total de alcohol consumida puedan afectar al grado de revelado alcohólico de la enfermedad del higado.

Además, porque los ratones de la grieta exhiben el consumo cada vez mayor del etanol en un cierto plazo, consumen el etanol paralelamente a la ingestión dietética normal, y muestran niveles más altos de consumo diario del etanol que los ratones mantenidos en la dieta controlada, este modelo puede ofrecer un modelo adicional del roedor para estudiar los efectos del etanol en la patología hepática que imita más de cerca configuraciones humanas del consumo del etanol en bebedores pesados.

En discutir estos resultados, los autores especularon grasa saturada en la dieta del perro chino estándar del roedor usado, y/o los cambios epigenéticos durante el revelado de la deformación, pudieron haber explicado la falta de lesión del higado.

Esta posición es corroborada por los estudios que demuestran un papel protector de grasas saturadas en los roedores etanol-introducidos crónicos en los cuales disminuyó la inflamación y la esteatosis micra y macrovesicular disminuida ocurre para ascender la oxidación grasa hepática. Las grasas saturadas pueden también inhibir el revelado de la enfermedad del higado alcohólica manteniendo incremento del microbiota intestinal.

Las conclusión sugieren que aunque los ratones de la grieta consuman constantemente arriba/los niveles continuos de etanol, otros factores tales como disparidades en componentes dietéticos específicos, las diferencias en las configuraciones del consumo del alcohol, y sincronización de introducir en relación con contenido en alcohol máximo, alteran el grado de lesión del higado en grieta comparado con otros ratones.

“Un papel crítico del microbiome y de los metabilitos fecales de la tripa se está apreciando cada vez más, “escribió Irina Kirpich y a Craig McClain en un editorial que acompañaba el estudio. Las diferencias marcadas en la composición de las dietas usadas en este estudio pueden ayudar a explicar porqué los ratones que consumían las cantidades más altas de alcohol no desarrollaron la lesión del higado más severa. La dieta y el microbiome pueden ser variables importantes en los diversos resultados observados en diversos modelos alcohólicos experimentales de la enfermedad del higado.”