Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La activación inmune maternal conectó a la severidad del síntoma de ASD en niños a autismo

El estudio ficticio retrospectivo de 220 niños australianos, conducto entre 2011-2014, indica que “un subtipo inmune-mediado” del autismo impulsado por los sistemas inflamatorios e inmunológicos de la carrocería puede ser giratorio, según la universidad del profesor Adán Guastella de Sydney.

El desorden del espectro del autismo (ASD) es un equipo de desordenes neurodevelopmental, caracterizado por capacidades recíprocas empeoradas de la acción recíproca y de comunicación, y comportamientos e intereses restringidos y repetidores. Ocurre en uno en cada 68 personas en todo el mundo.

La activación inmune maternal (MIA) se ha destacado como factor que pudo aumentar el riesgo de ASD; sin embargo, este nuevo estudio se cree para ser el primer a examinar si conectan a MIA a resultados más pobres en niños a ASD. Definen a MIA como inmunorespuesta activa durante el embarazo que se puede accionar por una acción externa tal como infección o desordenes autoinmunes.

Los mecanismos en los cuales MIA aumenta el riesgo de ASD es en gran parte desconocido solamente la investigación sugiere que un subtipo inmune-mediado en ASD se pueda impulsar por los cambios en niveles del cytokine, del chemokine o del anticuerpo en el molde-madre y/o el niño.

Los investigadores dicen que la identificación de un subtipo sistema-mediado inmune en ASD impulsado por MIA y los biomarkers inmunes habilitaría una diagnosis y a una administración más aerodinámicas en fijaciones clínicas.

Los modelos animales preclínicos han mostrado que activación inmune durante causas del embarazo ASD-como fenotipos en el descendiente, que soporta la hipótesis de MIA.

Administraron los niños reclutados al estudio el ese Horario-Genérico de la observación diagnóstica del autismo (ADOS-G) las actividades simples y las preguntas de las aplicaciones diseñadas para incitar y para observar los comportamientos de la comunicación, sociales y estereotipada relevantes a la diagnosis de ASD.

Un cuidador primario también terminó la escala social de la correspondencia (SRS), una escala de alimentación de 65 items que medía la acción recíproca social, el lenguaje y repetidor/restringieron comportamientos e intereses en el niño. El SRS ofrece una muesca total y muescas individuales en cinco subescalas: percatación, cognición, comunicación, estímulo, y manierismos.

Un cuidador primario terminó un cuestionario de los antecedentes familiares, que incluyó un historial médico incluyendo cualesquiera enfermedades diagnosticadas o condición crónica.

Los resultados del estudio soportan la identificación de un subtipo inmune-mediado del autismo que podría tener implicaciones del diagnóstico y del tratamiento.

El árbol descopado de Natalie dijo que intentando entender porqué su más viejo hijo, Ethan, 7, tiene autismo era un “viaje largo”, pero las conclusión eran un paso positivo.

La universidad del academic de Sydney de dural no sufre de asma y de alergias, y sus dos hijos más jovenes no tienen autismo.

“Sabía que algo no tenía muy razón a principios de, y su revelado era más lento y él gritaría por horas,” ella dijo.

“Como momia, pienso que las conclusión son grandes, porque necesitamos más información ahí fuera y podría potencialmente ayudar a resolver el rompecabezas del autismo, que es multifactorial.”

Resultados

  • Una historia de alergias o del asma en el molde-madre fue asociada a la severidad creciente de síntomas sociales
  • Una historia de condiciones autoinmunes en el molde-madre no fue asociada a severidad creciente del síntoma

“Nuestro emplear de los resultados la investigación existente mostrando un asociado entre la severidad inmune maternal de la activación causada por el asma y las alergias y del síntoma de ASD en niños con ASD, dijo a Shrujna Patel, una universidad del candidato del doctorado de Sydney que llevó el estudio con los colegas en el cerebro y el centro de la mente, el hospital de niños Westmead, la universidad de Macquarie y el instituto de los cabritos del teletón.

Los “niños de los moldes-madre que denunciaron una historia de la activación inmune tenían muescas sociales importante más altas del total de la escala de la correspondencia, sugiriendo ellos tenían déficits cuidador-denunciados más severos,” ella dijo.

“Específicamente, tenían muescas más altas en las subescalas de la cognición y de los manierismos, sugiriendo ellos tenían más dificultad que entendían situaciones sociales e intereses más reservados visualizados del comportamiento o inusuales.”

Los investigadores dijeron que la identificación de un subtipo sistema-mediado inmune en ASD impulsado por MIA y los biomarkers inmunes habilitaría una diagnosis y a una administración más aerodinámicas en fijaciones clínicas.

Las conclusión también soportan la investigación de biomarkers en este subgrupo y de actuales nuevos objetivos potenciales para las medicaciones de inmune-modulación.