La nueva molécula podía convertirse en primer tratamiento contra la neuropatía quimioterapia-inducida

Investigadores de IDIBELL de la unidad de la Neuro-Oncología del hospital de la universidad de Bellvitge - el instituto catalán de la oncología, llevado por el Dr. Jorge Bruna, ha probado con éxito una nueva molécula capaz de prevenir el revelado de la neuropatía periférica inducido por la quimioterapia en enfermos de cáncer, especialmente en los casos del cáncer de colon, el tercero la mayoría del neoplasma común en el mundo. La molécula, que tiene un mecanismo totalmente nuevo de la acción, sería el primer tratamiento contra esta complicación neurológica, para la cual no se ha aprobado ningún tratamiento efectivo todavía.

Uno de los efectos nocivos principales de cierta quimioterapia usados en el tratamiento de cánceres es la neuropatía periférica, que pueden causar zumbar, entumecimiento, el dolor o los cambios en las funciones de pacientes, entre otros. Esta complicación, se ha mirado hasta ahora pues un “precio para pagar” a pesar de tener un impacto negativo demostrado en la calidad de vida del paciente, aumentando sus costos del cuidado y previniendo a menudo la administración completa y efectiva del tratamiento citoestático, con la disminución potencial de las ocasiones de la supervivencia que exige.

Los investigadores en la unidad de HUB-ICO-IDIBELL determinaron una nueva molécula - desarrollada por el laboratorio catalán Esteve - como candidato para prevenir el inicio de este efecto nocivo. “Con una sociedad pública-privado, hemos podido diseñar una fase 2b que la juicio clínica (seleccionada al azar con placebo), que ha permitido que consigamos mucha información científica - efecto sobre el dolor, la patofisiología - y conclusiones del drenaje en cuanto al potencial de la droga en la prevención de neuropathies durante el tratamiento citoestático”, explica al Dr. Bruna, que llevó la juicio.

Los resultados del estudio prueban una disminución del aspecto de los desordenes asociados a la disfunción del nervio en esos enfermos de cáncer que tomaron la nueva droga. “Cuando la juicio fue diseñada, los datos del seguro de las juicios anteriores limitaron la duración del tratamiento con la nueva molécula y éste significó que tuvimos que trabajar en las dosis inferiores en relación a la duración del tratamiento de quimioterapia, pero sin embargo hemos obtenido resultados positivos y ahora tenemos suficiente información a poder prolongar la duración del tratamiento. Por lo tanto, esperamos obtener resultados aún más satisfactorios” los comentarios del investigador de IDIBELL.

“Dado el paso usual de juicios clínicas y de dependencias de la droga que seguían procesos de aprobación por vía rápida en patologías severas o huérfanas, esta nueva droga podría potencialmente alcanzar el mercado pronto, puesto que sería el primer tratamiento disponible para evitar este tipo de neuropatía. Además, tiene otras aplicaciones médicas como analgesia del no-opiáceo”, agrega Bruna. En todo caso, perfeccionando dolor controle y reducir el acontecimiento de la neuropatía severa es indudablemente la ventaja más prominente del revelado de esta droga nueva.