Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio muestra efectos de la exposición prenatal de BPA en los niveles bajos en cerebro del roedor que se convierte

La nueva investigación de la universidad de estado de Carolina del Norte revela que la exposición prenatal al bisphenol A (BPA) en los niveles abajo de ésos consideraba actualmente la caja fuerte para la expresión génica de las influencias de los seres humanos relacionada con la diferenciación y el neurodevelopment sexuales en el cerebro de la rata que se convertía.

BPA es una substancia química usada en una variedad de productos del consumidor y del hogar incluyendo algunos contenedores de comida. Los datos experimentales también han sugerido un eslabón entre la substancia química y el humor o comportamientos ansiedad-relacionados en niños. Actualmente, los E.E.U.U. Food and Drug Administration (FDA) ningún nivel observado del efecto nocivo (NOAEL) para BPA son 50 microgramos por el kilogramo de peso corporal por día.

El brezo Patisaul, profesor de la biología en el estado del NC, con el candidato Sheryl Arambula del Ph.D., conducto un estudio que exponía las ratas gestating a los niveles de BPA ambas por encima y por debajo de ésos considerados actualmente no tener ningún efecto nocivo - incluyendo los niveles de hasta sólo 2,5 y 25 microgramos por el kilogramo de peso corporal por día - y en efectos observados en los cerebros de sus perritos recién nacidos.

Arambula y Patisaul encontraron esa exposición prenatal de BPA, incluso en los niveles más bajos, cambiaron la expresión de los receptores numerosos de la hormona incluyendo ésos para el andrógeno, estrógeno, oxitocina y vasopressin en el amygdala de los recién nacidos, una estructura del cerebro implicada en una amplia gama de tensión y los comportamientos emocionales. La oxitocina, por ejemplo, es importante para la afiliación y la unión monógama, mientras que el vasopressin está implicado en reacciones de la tensión. Los cambios variados dependiendo del sexo del recién nacido y de la cantidad de exposición. Importante, la desorganización de los genes críticos para la transmisión sináptica y el neurodevelopment también fueron encontrados para ser alterados, con las hembras apareciendo ser más sensibles que varones.

“Únicamente, encontramos que la exposición prenatal baja de BPA puede cambiar niveles de la expresión del receptor del andrógeno en el amygdala,” decimos Arambula. “En seres humanos, este gen es importante para formar diferencias entre masculino y los cerebros femeninos, que sugiere ésta podría ser una manera por la cual la exposición de BPA pudo alterar diferencias del sexo en el cerebro humano.”

Patisaul está entre un consorcio de investigadores implicados en un proyecto plurianual, multidisciplinario llamado CLARITY-BPA, una iniciativa de la investigación que incluya el FDA, el programa nacional de la toxicología, el instituto nacional de las ciencias de las higienes ambientales (NIEHS), y 13 laboratorios académicos. CLARITY-BPA intenta entender cómo BPA afecta a sistemas múltiples del órgano. El foco de Patisaul está en cerebro y comportamiento. Todas las ratas en el estudio fueron contenidas en el centro nacional para la investigación toxicológica y siguieron los protocolos del FDA para la exposición. Los experimentos de CLARITY-BPA fueron concebidos y conducto específicamente para proveer del FDA datos que podría utilizar para tomar decisiones sobre riesgos para la salud humanos.

“En nuestro trabajo previo, incluyendo el trabajo para este consorcio, encontramos cambios similares en otras regiones del cerebro incluyendo el hipotálamo y el hipocampo.” dice Patisaul. “Ahora hay una gran cantidad de demostración de los datos que BPA puede alterar el neurodevelopment. No hay pregunta que la exposición prenatal de BPA en los niveles consideraba actualmente la caja fuerte para la expresión génica hormona-sensible de las influencias de los seres humanos en el cerebro del roedor que se convertía, sugiriendo que qué consideramos la “caja fuerte” para los cerebros humanos puede necesitar ser evaluado de nuevo.”