El Amamantamiento puede aumentar fiebre de heno y riesgo del eczema, pero no tiene efecto sin obstrucción sobre asma

El efecto del amamantamiento sobre el riesgo de desarrollar asma y alergia se ha discutido durante mucho tiempo. En un estudio reciente, los investigadores de la Universidad de Uppsala muestran que el amamantamiento pudo de hecho aumentar el riesgo de desarrollar fiebre de heno y eczema, mientras que no teniendo cualquier efecto sin obstrucción sobre el riesgo de asma. Los resultados se han publicado en el Gorrón de la Alergia y de la Inmunología Clínica.

Su riesgo de desarrollar asma y alergias depende de sus genes, ambiente y factores de la forma de vida. Varios factores de riesgo de la forma de vida han sido ya establecidos en la comunidad científica, tal como fumar. Sin Embargo, los estudios en el amamantamiento han mostrado resultados contrarios. Muchos estudios han encontrado el amamantamiento para tener un efecto protector contra asma y alergia, mientras que otros estudios han señalado riesgo creciente.

El estudio actual observa el efecto del amamantamiento sobre asma, fiebre de heno y eczema. Incluye uno mismo-señaló datos de más de 330.000 individuos de mediana edad en el REINO UNIDO, haciéndole el estudio más grande de su clase hasta la fecha.

“Nuestro estudio muestra que los individuos que fueron amamantados pues los bebés tienen un riesgo creciente de desarrollar fiebre de heno y eczema, mientras que el amamantamiento no parece tener un efecto sobre asma,” dicen Weronica Ek, investigador en el Departamento de Universidad de Uppsala de la Inmunología, de la Genética y de la Patología, que llevó el estudio.

Los datos también muestran que el estatus socioeconómico creciente baja el riesgo de asma mientras que aumenta el riesgo de desarrollar fiebre de heno. Estos resultados coinciden con la “hipótesis de la higiene”, que declara que el crecer en un ambiente más limpio aumenta el riesgo de diagnóstico con las alergias debido a una falta de exposición de la niñez temprana a los microorganismos, entre otras cosas. Este estudio también muestra que un alto BMI aumenta el riesgo para el asma, la fiebre de heno y el eczema, mientras que el riesgo disminuye en individuos con un peso de nacimiento más alto.

Es importante recordar que este estudio es un estudio de observación, que no permite para que las recomendaciones clínicas sean hechas. En tales estudios puede siempre haber factores subyacentes que los investigadores no tienen información sobre, que son las causas verdaderas de los efectos observados. Por ejemplo, los moldes-madre que tienen las enfermedades estudiadas ellos mismos pudieron haber sido recomendados para amamantar o para no amamantar, que puede afectar a las conclusión del estudio.

Es establecido que el amamantamiento tiene un efecto positivo sobre la salud del bebé. Aunque no vemos un efecto protector del amamantamiento sobre el riesgo de desarrollar asma o alergias, estos resultados no se deben utilizar para recomendar o para desalentar el amamantar puesto que el actual estudio investiga solamente el efecto del amamantamiento sobre alergias y asma.

“Sin Embargo, esperamos que nuestro estudio pueda dar un retrato más correcto de las subsidios por enfermedad del amamantamiento,” decimos Weronica Ek.

Fuente: https://www.uu.se/en/news-media/news/article/?id=9676&area=2,4,10,16,24,40&typ=artikel&lang=en

Advertisement