Las pequeñas moléculas en saliva pueden ofrecer pistas para diagnosticar y para predecir la duración de conmociones cerebrales

El diagnóstico de una conmoción cerebral puede a veces ser un juego de adivinanzas, pero las pistas tomadas de las pequeñas moléculas en saliva pueden poder ayudar a diagnosticar y a predecir la duración de conmociones cerebrales en niños, según investigadores en la universidad del Estado de Penn del remedio.

Los investigadores midieron los niveles de microRNAs -- recortes minúsculos del ARN noncoding -- en la saliva de los pacientes de la conmoción cerebral. Encontraron que la presencia de ciertos microRNAs en saliva podía determinar mejor conmociones cerebrales y predecir más exacto el largo de los síntomas de la conmoción cerebral que confiando solamente en levantamientos topográficos pacientes.

El Dr. Steven Hicks, profesor adjunto de la pediatría, dijo las conclusión -- publicado hoy en pediatría del JAMA -- podía dar lugar a una manera hecho-basada de diagnosticar y de tratar a pacientes de la conmoción cerebral.

“Se hay un empuje grande recientemente para encontrar marcadores más objetivos que ha ocurrido una conmoción cerebral, en vez de la confianza simple en levantamientos topográficos pacientes,” Hicks dijo. La “investigación anterior se ha centrado en las proteínas, pero esta aproximación es limitada porque las proteínas tienen una dificultad el cruzar de la barrera hematoencefálica. Cuál es nuevo sobre este estudio somos observábamos microRNAs en vez de las proteínas, y decidíamos observar en saliva bastante que sangre.”

Las conmociones cerebrales ocurren generalmente después de un choque a la culata de cilindro -- por ejemplo, durante deportes o un accidente de tráfico. Pueden dar lugar a los síntomas tales como dolor de cabeza, náusea, la confusión, la amnesia o la falta de conciencia. Mientras que la mayoría de las conmociones cerebrales aclaran en el plazo de dos semanas, cerca de una mitad de pacientes experimentará síntomas más de largo.

Aconsejan los pacientes generalmente descansar y tirante lejos de la actividad física tal que se divierte o de la clase del gimnasio hasta sus síntomas desplómese. Los catetos dijeron que mientras que es importante dar al cerebro suficiente tiempo de curar, es difícil predecir exacto cuánto tiempo los pacientes deben descansar.

“Como pediatra general, veo a menudo a niños con conmociones cerebrales,” Hicks dijo. “Las herramientas que utilizamos para diagnosticar y manejar conmociones cerebrales sea subjetivo -- hacemos un examen físico y después hacemos que contesten a un levantamiento topográfico sobre sus síntomas. Entonces, hacemos una suposición informada sobre cuánto tiempo ese niño pudo continuar tener un dolor de cabeza o aserrar al hilo nauseabundo. Pero esas conjeturas prueba-no se basan y no son siempre exactas.”

MicroRNAs se encuentra en la carrocería y afecta a cómo los genes se expresan dependiendo de diversas condiciones, como enfermedad o daño. Los investigadores sospecharon que estos biomarkers pudieron poder predecir la presencia y el largo de conmociones cerebrales.

Los investigadores reclutaron a 52 pacientes de la conmoción cerebral entre las edades de 7 y 21 para el estudio. Evaluaron a cada participante usando la herramienta de la evaluación de la conmoción cerebral del deporte (SCAT-3) -- una herramienta común que los doctores utilizan para hacer un inventario síntomas y severidad de la conmoción cerebral -- en el plazo de dos semanas de su daño. Los investigadores también pidieron a padres de los pacientes sus observaciones acerca de los síntomas de sus niños. Esta evaluación fue relanzada cuatro semanas después de que ocurrió el daño.

En el estudio, los investigadores también cerco la saliva de cada participante y analizada para los niveles de diversos microRNAs. Entonces compararon los perfiles del microRNA a los síntomas del paciente en las evaluaciones de la inicial y de la continuación.

Los investigadores aislaron cinco microRNAs que podrían determinar exacto a los participantes que experimentarían síntomas prolongados. Estos microRNAs podrían indicar correctamente si un participante habría prolongado síntomas o no para 42 de 50 participantes.

“Los microRNAs podían predecir si los síntomas durarían más allá de cuatro semanas con el cerca de 85 por ciento de exactitud,” a Hicks dijeron. “En comparación, usando el parte SCAT-3 de síntomas solamente está el cerca de 64 por ciento de exacto. Si usted apenas sale el parte del padre de síntomas, va hacia abajo al mid-50s. En este estudio experimental, estas firmas moleculares están superando las herramientas del levantamiento topográfico.”

Los catetos dijeron prediciendo el largo de conmociones cerebrales ayudaría tan pronto como sea posible a asegurar a pacientes consigue el cuidado correcto y aconsejan pacientes y a padres en cuánto tiempo preveer que los síntomas continúen. Por ejemplo, si un doctor sabía un paciente iba a haber prolongado síntomas, ellos pudo poner al paciente en remedio inmediatamente en vez de esperar para ver si los síntomas aclaran en para poseer.

Mientras que más estudios son necesarios, Hicks dijo que él está esperanzado que los microRNAs de medición en saliva podrían un día ser una manera exacta, rápida de diagnosticar y de manejar conmociones cerebrales.

“El objetivo último es poder determinar objetivo que ha suceso una conmoción cerebral y entonces predecir para cuánto tiempo los síntomas continuarán,” Hicks dijo. “Entonces podemos utilizar ese conocimiento para perfeccionar el cuidado que ofrecemos para los niños que tienen conmociones cerebrales, comenzando el remedio anterior o llevándolas a cabo fuera de las actividades para más de largo.”