Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El Desayuno puede más poco arriesgado de la diabetes y la enfermedad cardíaca, estudio dice

Un nuevo estudio publicado en el Gorrón de la Fisiología sugiere que eso las influencias regularmente consumidoras del desayuno que nuestras células de las grasas de cuerpo bajando la actividad de genes implicó en metabolismo gordo y el aumento de la cantidad de azúcar consumen. Según el estudio, esto puede reducir el riesgo de diabetes y de enfermedad cardiovascular.

Haber: K2 PhotoStudio/Shutterstock.com

Las personas también encontraron que, en comparación con la gente magra, gorda en gente obesa responde menos a la insulina, que regula el azúcar de sangre. Esta disminución es proporcional a la cantidad total de grasas de cuerpo en una persona.

Durante seis semanas, la inclinación (20 obesos y 29) de 49 adultos fueron pedidos cualquiera para comer el diario del desayuno antes de que 11 o ayunan hasta mediodía. Las personas pidieron que los participantes en el grupo del desayuno consumieran 350 kilocalorías en el plazo de 2 horas de despertar y de una condición atmosférica mínima de 700 calorías por 11,00 diarias.

Antes y después de seis semanas, el metabolismo, la composición del cuerpo, las reacciones del apetito y las etiquetas de plástico de la salud metabólica y cardiovascular de los participantes fueron medidos. Los investigadores también midieron el contenido de grasa de los participantes para la actividad de 44 diversos genes y de proteínas dominantes, y analizaban la capacidad de las células gordas de tomar la glucosa en respuesta a la insulina.

Por una mejor comprensión cómo la grasa responde a lo que y cuando comemos, podemos apuntar más exacto esos mecanismos. Podemos poder destapar nuevas maneras de prevenir las consecuencias negativas del tener una gran cantidad de grasas de cuerpo, incluso si no podemos librarnos de ellas.”

Javier Gonzalez, Universidad del Baño

Gonzalez agregó que como participantes desayunaba el alto-carburador, extrapolando las conclusión a otros tipos de desayunos no pudo ser posible, especialmente a ésos con el contenido de alto valor proteico. Él apunta más lejos explorar cómo el desayuno obra recíprocamente con otros factores de la forma de vida como ejercicio.

Fuente: