Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo análisis genético de la candidiasis revela secretos fungicidas asombrosamente del sexo

Trabajando así como investigadores en el París-Sud de Université en el centro médico Göttingen de Francia y de la universidad en Alemania, profesor Toni Gabaldón de la investigación de ICREA y sus personas en el centro para la regla Genomic en Barcelona leyeron la clave genética de 33 deformaciones separadas del glabrata de la candida de la levadura, la segunda causa común de la candidiasis.

Descubrieron que todas las muestras eran muy diferentes de uno a en un nivel genético, determinado dentro de los genes que codificaban las moléculas que ayudan a la levadura a infectar a seres humanos.

Hasta ahora, fue pensado que el glabrata de la C. se reprodujo solamente asexual floreciendo, aunque la levadura contiene los genes requeridos para la reproducción sexual.

Gabaldón y sus personas encontraron pruebas genéticas fuertes que el glabrata de la C. podría reproducirse sexual, dándole la oportunidad de intercambiar la información genética. Esta capacidad puede dar a la levadura nuevas maneras de desarrollar resistencia al tratamiento y de aumentar su capacidad infecciosa.

Usando estos datos genéticos para reconstruir un “árbol de familia” para todas las deformaciones, los investigadores mostraron que había originalmente siete tipos distintos de glabrata de la C. en las partes separadas del mundo cuáles han entrado en solamente el contacto y se han mezclado recientemente, probablemente como resultado de migración y de viaje humanos globales crecientes.

Las conclusión también plantean algunas preguntas intrigantes sobre la forma de vida del glabrata de la C., que fue pensado previamente para sobrevivir solamente en el cuerpo humano.

Microbios que pueden vivir solamente en un organismo (conocido como obligan los commensals) tienden a desarrollarse en cierre-paso con su ordenador principal, con las deformaciones específicas tendiendo a ser restringido a las áreas geográficas determinadas.

Pero las personas de CRG encontraron pruebas de la evolución rápida a través de diversas deformaciones del glabrata de la C., incluso en la misma región, sugiriendo que debe también vivir independientemente en un lugar actualmente desconocido, tal como suelo o instalaciones.

“Muchos microorganismos entrados en contacto con los seres humanos, pero la mayor parte de no nos causan ningún daño,” dice Gabaldón. “Nuestros resultados muestran que el glabrata de la C. es un patógeno emergente oportunista, y lo han manejado solamente infectar a seres humanos relativamente recientemente. El descubrimiento de que estas levaduras pueden reproducirse sexual nos ayuda a anticipar cómo puede ser que se desarrollen en el futuro, y si son probables desarrollar resistencia a los medicamentos con la cantina de genes.”

La comprensión más sobre el ciclo vital y las rutas de transmisión del glabrata de la C. podía también ayudar a establecer claramente nuevas maneras de tratar o de prevenir la condición. Pero el estudio de Gabaldón aumenta una nota preventiva para los científicos que trabajan en el campo.

“La mayoría de los investigadores que trabajan en glabrata de la C. utilizan solamente uno o dos deformaciones modelo,” explican el estudiante de la ALADI Carreté, del doctorado en el laboratorio de Gabaldon y al primer autor del estudio. “Nuestro trabajo muestra que hay mucha diversidad genética, comparativamente más grande que en otros patógeno, creando la levadura con muchas diversas características. Esto necesita ser tenida en cuenta al estudiar infecciones de la candida.”