Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los científicos descubren el nuevo objetivo para la terapia anti-angiogénica del tumor

Los tumores activamente crecientes tienen un de mucha demanda para el oxígeno y los alimentos. Por lo tanto, estimulan el incremento de los vasos sanguíneos. Este proceso se llama angiogenesis. Si se suprime el angiogenesis tumor-asociado, éste puede limitar incremento del tumor. Los científicos del centro de investigación alemán de cáncer y del centro europeo para Angioscience en la universidad de Heidelberg ahora han descubierto un nuevo objetivo para la terapia anti-angiogénica del tumor. Muestran que la supresión de una molécula de la transmisión de señales en ratones lleva a la formación de menos vasos sanguíneos en tumores del tarde-escenario. Esto demora su incremento y limita la formación de metástasis.

Como todas las células en nuestra carrocería, las células cancerosas requieren los alimentos y el oxígeno, que son entregados por los vasos sanguíneos. Puesto que las células cancerosas dividen determinado rápido, los nuevos vasos sanguíneos necesitan crecer rápidamente y en una moda incontrolada en el tumor. Cegar este proceso podía limitar incremento del tumor. Los científicos en el laboratorio de Hellmut Agustín ahora han mostrado que el receptor Tie1 desempeña un papel crucial en angiogenesis. Tie1 es expresado por las células endoteliales, las células que forran el interior de todos los vasos sanguíneos. Tie1 obra recíprocamente con otras moléculas de la transmisión de señales y de tal modo controla el incremento de los vasos sanguíneos.

Tie1 overexpressed en la vasculatura de tumores. Esto contribuye al incremento de los vasos sanguíneos y habilita incremento del tumor. Asombrosamente, el efecto animador del crecimiento de Tie1 ocurre solamente en los estados avanzados de incremento del tumor. En los ratones genético dirigidos, cuyas células endoteliales no podrían expresar Tie1, el incremento de los tumores era inicialmente inalterado. Con todo, después de dos semanas, cuando los tumores habían venido talla sustancial, su incremento en ratones sin Tie1 fue reducido notable. Esto podía ser una ventaja para la explotación clínica posterior de Tie1 como objetivo terapéutico: Los “tumores se diagnostican sobre todo en pacientes, cuando avance bastante en su evolución” explican a Agustín. “Es por lo tanto determinado importante determinar los objetivos terapéuticos que son activos en los estados avanzados de incremento del tumor, según lo demostrado aquí para Tie1.”

El alcance de Tie1 tiene otro efecto positivo: Estabiliza las paredes de los vasos sanguíneos y de tal modo previene la formación de metástasis. Las metástasis son responsables de la mayoría de muertes del cáncer. Tales tumores secundarios se presentan cuando las células cancerosas dejan el tumor primario, entran en la circulación sanguínea, y después alcanzan órganos distantes. Pueden tirante inactivos en el sitio secundario por semanas o aún años, antes de que comiencen otra vez a dividir para crecer una metástasis. “Suprimimos Tie1 genético para cegar incremento del tumor y la metástasis”, explica el La Porta, el científico de Silvia del guía del estudio. “Después, estudiaremos, si el cegar de Tie1 por una droga tiene el mismo efecto beneficioso”.

Tal y como se muestra en del estudio, el retiro quirúrgico de siguiente del tumor primario, 10 ratones normales del mando de 14 desarrolló metástasis. En ratones sin Tie1, los animales de solamente 1 de 14 tenían metástasis.

El mecanismo exacto de la acción de Tie1 sigue siendo el tema de la investigación intensiva. La molécula es un supuesto receptor huérfano, así que significa que es un receptor para el cual no hay socio obligatorio conocido. Los estudios futuros necesitarán verter la luz en funciones enigmáticas de Tie1.

El concepto de cegar angiogenesis no es nuevo. En 2004, la droga Bevacizumab (Avastin) recibió la aprobación clínica. Limita incremento del tumor cegando el factor de incremento vascular del factor angiogénico (VEGF). La eficacia de Bevacizumab, sin embargo, se limita. Por eso los científicos están estudiando intenso los objetivos anti-angiogénicos de la segunda generación que se podrían utilizar en terapia de la combinación para perfeccionar la eficacia de la intervención anti-angiogénica.

La industria farmacéutica ha estudiado estos últimos años intenso Angiopoietin2 como objetivo terapéutico. Los estudios clínicos con las drogas antídotas Angiopoietin2 rindieron, sin embargo, resultados decepcionantes. A diferencia de Tie1, Ang2 afecta sobre todo a los primeros tiempos del revelado del tumor, que podrían ser una de las razones de su eficacia clínica limitada. Dado que Tie1 apunta una diversa ventana terapéutica, los estudios futuros necesitarán mostrar si podría demostrar ser un mejor objetivo terapéutico.