Las ventajas de la actividad física pueden exceder en peso a los efectos de la obesidad severa, demostraciones del estudio

¿Puede usted ser ajustado y sano incluso si usted es gordo? Ése es los investigadores de la pregunta en la facultad de la universidad de York de salud establecida para contestar en un nuevo estudio que la actividad física de las demostraciones pueda ser igualmente y quizás aún más importante que el peso para la gente que vive con obesidad severa.

Según el estudio reciente, llevado por Jennifer Kuk, profesor adjunto en la escuela de la universidad de York de la ciencia de la kinesiología y de la salud, y el Dr. Sean Wharton, Doctor en Medicina, director médico de la clínica médica de Wharton y profesor del colaborador del adjunto en la universidad de York, los individuos con obesidad severa que son aptos tenga un perfil similar de la salud a los que pesen importante menos que él. La meta del estudio era observar las ventajas de la aptitud física cardiorespiratoria en salud cardiovascular en poblaciones con suave a la obesidad severa.

Los resultados sugieren individuos con incluso obesidad severa, o un BMI mayor de 40, pueden ser ajustados y sanos.

La “obesidad se relaciona solamente con salud peor en los individuos que eran no aptos,” dice Kuk. “Sabemos que una vez que usted consigue más allá de un BMI de 40, el riesgo de condiciones cardiovasculares aumenta exponencial así que este estudio muestra que eso tener un alto nivel de la aptitud física es todavía beneficioso y refuerza realmente la importancia de la aptitud física.”

Kuk dice hacer 150 minutos del ejercicio por semana, según pautas de la actividad física, traduce generalmente menos que a medias la libra de baja de peso. Sin embargo, esta cantidad de ejercicio puede significar mejoras espectaculares en la salud para ésos con obesidad severa.

“Usted tiene que desconectar realmente el peso corporal de la importancia de la aptitud física,” dice Kuk. “Usted puede conseguir ajuste sin peso perdidoso y tener subsidios por enfermedad.”

Los datos fueron recopilados a partir de 853 pacientes canadienses que asistían a clínicas médicas de la administración del peso de Wharton en Ontario meridional. Los individuos terminaron un examen clínico que incluyó dimensiones de ayuno de la sangre y una prueba de tensión máxima de la rueda de ardilla.

La cantidad de aptitud física necesaria lograr subsidios por enfermedad estaba lejos menos que qué la mayoría de los individuos pensarían. La investigación mostró que las subsidios por enfermedad más grandes vienen de evitar el 20 por ciento más inferior de niveles de la aptitud física. Esto significa que ajustan al 80 por ciento de gente suficientes para conseguir subsidios por enfermedad.

En este estudio, el 41% de participantes con obesidad suave tenían altos niveles de la aptitud física, mientras que el 25 por ciento y el 11 por ciento de los participantes con obesidad moderada y severa, respectivamente, tenía alta aptitud física. Los individuos con obesidad severa eran más probables tener la tensión arterial alta, la glucosa, y triglicéridos si estaban en el 20 por ciento más inferior de niveles de la aptitud física, pero no eran más probables tener estas entregas si estaban en el grupo del 80 por ciento.

La investigación anterior ha mostrado que menos actividad física está requerida mucho para perfeccionar salud que necesaria perder el peso. Sin embargo, éste es algo de la primera investigación que sugiere que la actividad física puede ser más importante para la gente que vive con obesidad severa.

“En mi práctica, veo a muchos pacientes que estén buscando diversos resultados,” digo Wharton. “Hay algunos pacientes que quieren perfeccionar importante su salud y otros que están buscando solamente una meta estética. Cuando se trata de salud, este estudio refuerza la noción que la gente no necesita para perder el peso para ser sana.”

Fuente: http://news.yorku.ca/2018/02/12/study-shows-benefits-of-exercise-can-outweigh-health-effects-of-severe-obesity/

Advertisement