Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La debilitación de la migración del interneuron podía llevar a la malformación cortical

Las personas de la universidad de Liège (Bélgica) han descubierto una nueva diafonía entre los interneurons inhibitorios de la migración y las células madres que generan las neuronas excitadoras. Los investigadores descubrieron que este diálogo celular controla el incremento de la corteza cerebral y que su debilitación lleva una malformación cortical se asoció previamente a autismo en ratones. Sus resultados se publican en la célula prestigiosa del gorrón científico.

La corteza cerebral contiene interneurons excitadores e inhibitorios. El anteriores se producen localmente y se mueven por resbalar radial para alcanzar su posición final dentro de la corteza. Interneurons nace en regiones distantes de la corteza cerebral y emigra a lo largo de los corredores tangenciales por el desplazamiento o saltos relativos a la danza. Los investigadores del laboratorio para la regla molecular de Neurogenesis dentro del GIGA investigan (universidad de Liège), dirigido por el Dr. Laurent NGUYEN, han determinado el papel fisiológico de la migración relativa a la danza de interneurons. Modulando el cytoskleton de interneurons, los investigadores podían aumentar su índice de invasión cortical, que a su vez aumentó el índice de producción de neuronas de proyección en sus progenitores. También sugieren que tal modificación podría llevar a la macrocefalia y al revelado de los symptomes característicos de desordenes psiquiátricos tales como autismo.

“Más exacto, la conversión de la manera de la migración del interneuron es hecha posible eliminando la actividad de una enzima llamada la carboxipeptidasa 1 (CCP1). La anulación genética de CCP1 redujo el desplazamiento relativo a la danza de neuronas, convering su movimiento en una manera de deslizamiento de la migración sin la alteración de su velocidad media de la migración”, explica el SILVA de Carla, investigador en personas del Dr. Laurent NGUYEN.

Este trabajo demuestra la función fisiológica de la migración relativa a la danza: esta manera de la migración se caracteriza por períodos que se detienen brevemente asincronizados dentro de la población de interneurons de la migración. Esta heterogeneidad del movimiento regula el flujo de los interneurons que alcanzan la corteza cerebral que se convierte, limitando el número de células que entablen diálogo con las células madres que generan las neuronas excitadoras. Este mando regula la producción de neuronas excitadoras. Cuando se eliminan las pausas, más interneurons emigran al mismo tiempo y la corteza es colonizada temporalmente por los interneurons supernumerarios. Esto da lugar a una afluencia masiva de la información que estimula a las células madres generar números excesivos de neuronas excitadoras.

“Este descubrimiento fue hecho posible combinando análisis biológico con el modelado de la bioinformática de movimientos celulares en la escala de la población. Para utilizar una analogía de la vida de cada día, una puede hacer un paralelismo con el principio del cremallera a la circulación del mando. De hecho, el cremallera del camino hace tráfico por carretera más flúido evitando el vehículo se rompe”, explica a NGUYEN de Laurent.