Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo descubrimiento puede permitir que los doctores traten la inflamación en enfermedades neurodegenerative

Un nuevo descubrimiento sobre el sistema inmune puede permitir que los doctores traten la inflamación dañina que daña el cerebro en enfermedades neurodegenerative tales como Alzheimer. Pudo también permitió a doctores salva a pacientes de la inflamación potencialmente mortal de la sepsia, una infección de la completo-carrocería que mata a americanos de un cuarto-millón cada año.

El encontrar “abre una nueva área de investigación entera para observar el neuroinflammation en el contexto de Alzheimer y Parkinson,” dijo al investigador Bimal Desai, doctorado del guía, de la universidad de la Facultad de Medicina de Virginia. “Solamente el impacto clínico estará en muchos, muchas diversas áreas.”

Tratamientos neurológicos

Los tratamientos tradicionales para la inflamación neurológica, por ejemplo en la enfermedad de Alzheimer y de Parkinson, son en gran parte ineficaces porque las drogas biológicas son cegadas por qué se conoce como la barrera hematoencefálica. Que la barrera protege el cerebro contra peligros tales como bacterias o toxinas en la sangre, pero la también hace muy difícil conseguir las drogas en el cerebro. “Muchas las drogas que utilizamos ahora para tratar la inflamación, [conocida como] los biologicals, no trabajan en el cerebro porque no pueden conseguir a través,” Desai explicado, del departamento de UVA del centro de la inmunología de la farmacología y de Carretero de UVA.

El su nuevo encontrar, implicando las células inmunes importantes conocidas como macrófagos (y microglia), podría ofrecer una manera alrededor de ésa. Él y sus personas han determinado un interruptor eléctrico específico, conocido como canal del ión, dentro de macrófagos que controla el flujo del calcio en las células. Sin calcio, las células no pueden causar la inflamación. Apuntando este interruptor con las moléculas minúsculas, los investigadores podrían negar a los macrófagos el calcio y prevenir la inflamación - incluso en el cerebro.

Una mejor manera de luchar la inflamación

Eso podía permitir a investigadores desarrollar una nueva y mejor manera de parar la inflamación. Las “pequeñas moléculas son quizás más asequibles como tratamientos y pueden pegar cosas como este interruptor de canal del ión, TRPM7,” dijo al investigador Michael Schappe, estudiante de tercer ciclo en el laboratorio de Desai. “Podríamos utilizar eso para dirigir la inflamación en un manojo de contextos, pero determinado en casos como el neuroinflammation, donde están determinado ineficaces los tratamientos [de la corriente].”

Desai observó que las empresas farmacéuticas están ya en el trabajo sobre las drogas que podrían apuntar este tipo de interruptor. Y ésa podía ser buenas noticias para los pacientes con muchas enfermedades inflamatorias. “Ahora, usted tiene condiciones como la artritis o IBD [síndrome del intestino irritable], donde la inflamación desempeña un papel enorme. Tienen drogas muy buenas para ellas, pero estas drogas son extremadamente costosas y no se pueden tomar oral por los pacientes. Pueden costar tanto como $20.000 por año,” él dijo. “La razón de ésa es que son biologicals. Son las moléculas de proteína que son muy difíciles de hacer y de distribuir. Pero determinar un canal del ión como objetivo en este contexto permite que usted utilice las pequeñas moléculas, que son ridículo baratas comparadas a los biologicals y se pueden tomar oral por los pacientes.”

El descubrimiento del nuevo objetivo de la droga, los investigadores conocidos, fue hecho posible por algo muy inusual sobre UVA.