Los investigadores encuentran el remedio potencial que podría restablecer la audiencia para millones

Los investigadores en USC y Harvard han desarrollado una nueva aproximación para reparar las células profundamente dentro del oído -- un remedio potencial que podría restablecer la audiencia para millones de personas mayores y otros que sufren pérdida de oído.

El estudio de laboratorio demuestra una manera nueva para que una droga ponga a cero hacia adentro en los nervios y las células dañados dentro del oído. Es un remedio potencial para un problema que aflija a dos tercios de gente sobre 70 años y el 17 por ciento de todos los adultos en los Estados Unidos.

“Cuál es nuevo aquí somos imaginamos cómo entregar una droga en el oido interno así que tirante puesto y hace real lo que ha supuesto para hacer, y eso es nuevo,” dijo a Charles E. McKenna, autor correspondiente para el estudio y profesor de la química en la universidad de USC Dornsife de cartas, de artes y de ciencias. “Dentro de esta pieza del oído, hay constante el fluir flúido que barrería las drogas disueltas, pero nuestra nueva aproximación aborda ese problema. Ésta es una primera para la pérdida de oído y el oído. Es también importante porque puede ser adaptable para otras drogas que necesiten ser aplicadas dentro del oido interno.”

El papel fue publicado el 4 de abril en la química de Bioconjugate del gorrón. McKenna co-fue autor de él con David Jung de la Facultad de Medicina de Harvard, entre otros. Es el último logro del programa de la prioridad de USC para avance la biomedecina, incluyendo lanzar reciente del centro de USC Michelson para la ciencia biológica convergente. El centro de Michelson une a expertos de USC a través de disciplinas para resolver algunos de los retos más insuperables de la investigación relacionados con la salud en el nivel molecular. La instalación contendrá el nuevo centro de USC de la excelencia en descubrimiento de la droga, con McKenna como su director.

Hay advertencias. La investigación conducto sobre los tejidos animales en una placa de Petri. Todavía no se ha probado en animales vivos o seres humanos. Con todo, los investigadores están esperanzados dados las semejanzas de las células y de los mecanismos implicados. McKenna dice puesto que la técnica trabaja en el laboratorio, las conclusión proporciona “pruebas preliminares fuertes” que podrían trabajar en criaturas vivas. Están proyectando ya la fase próxima que implica animales y pérdida de oído.

El estudio rompe la nueva base porque los investigadores desarrollaron un método nuevo del droga-lanzamiento. Específicamente, apunta la cóclea, una estructura de tipo caracol en el oido interno donde las células sensibles transportan el sonido al cerebro. La pérdida de oído ocurre debido al envejecimiento, trabajando con las máquinas ruidosas y demasiados conciertos ruidosos. En un cierto plazo, pelo-como las células y los manojos sensoriales de las neuronas que transmiten sus vibraciones analizan, al igual que las sinapsis con forma de cinta, que conectan las células.

Los investigadores diseñaron una molécula que combinaba el dihydroxyflavone 7,8, que imita una proteína crítica para el revelado y la función del sistema nervioso, y el bisphosphonate, un tipo de droga que adhiere a los huesos. El emparejar de los dos entregó la solución de la ruptura, los investigadores dijeron, como las neuronas respondieron a la molécula, regenerando sinapsis en tejido de oído de ratón que ése llevó a la reparación de las células y de las neuronas de pelo, que son esenciales para la audición.

“No estamos diciendo que es una vulcanización para la pérdida de oído,” McKenna dijo. “Es una prueba del principio para una nueva aproximación que sea extremadamente prometedora. Es un paso importante que ofrece mucha esperanza.”

La pérdida de oído se proyecta aumentar como las edades de la población de los E.E.U.U. La investigación anterior ha mostrado que se prevee que la pérdida de oído duplique casi en 40 años. El daño al oido interno puede llevar a la “pérdida de oído ocultada,” que es susurros de la audición de la dificultad y sonidos suaves, especialmente en lugares ruidosos. La nueva investigación da esperanza a muchos que esperan evitar la pérdida auditiva el oído y la calidad de vida.

Fuente: https://www.usc.edu/