Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio muestra cómo la capacidad de la influencia de las creencias de las mujeres de hacer frente a retos del deseo sexual

Las mujeres que creen que su impulso sexual cambiará en un cierto plazo pueden mejor manejar dificultades con deseo sexual, según un estudio de la universidad de Waterloo.

Siobhan Sutherland, candidato del doctorado, y Uzma S. Rehman, profesor de la psicología en Waterloo, conducto la investigación. Intentaron determinar cómo la creencia de una mujer sobre deseo sexual como cambiando o constante afecta en un cierto plazo a su capacidad de hacer frente a dificultades del deseo, tales como problemas que consiguen en el humor o a despertar que mantiene.

Sus conclusión sugieren que las mujeres que ven su deseo sexual como variable y se valoran pues para tener problemas con ella sea probablemente menos probable comportarse negativo ignorando o evitando el problema sexual. Inversamente, también encontraron que las mujeres que creen que el deseo es constante son menos probables intentar superar problemas del sexual-deseo cuando se presentan. Los participantes no tenían una diagnosis de ninguna disfunción sexual clínica.

Las “mujeres que creen que los niveles del deseo sexual siguen siendo lo mismo pueden aserrar al hilo que los retos con deseo sexual, tal como impulso sexual inferior, son imposibles de vencer y por lo tanto intentan evitar o ignorar el problema,” dijo Sutherland, el autor importante del estudio y a un beneficiario de la beca prestigiosa del graduado de Vanier Canadá.

En dos estudios en línea, los investigadores destinaron aleatoriamente las lecturas diseñadas para dar lugar a diversas creencias sobre deseo sexual. Entonces pidieron los participantes indicar cómo es verdad es que han experimentado o son probables experimentar un problema con deseo sexual. Entonces terminaron una prueba para medir cómo manejan problemas del deseo.

“Nuestras conclusión sugieren eso que lleva a cabo una creencia que los cambios del deseo sexual pueden proteger en un cierto plazo a mujeres contra la respuesta desamparadamente a sus problemas sexuales,” dijeron Sutherland. La “adquisición de una mejor comprensión de cómo las creencias de las mujeres afectan a su hacer frente a retos del deseo sexual puede ayudar a refinar las intervenciones psicológicas para los problemas de las mujeres con deseo sexual.”

Los investigadores reconocieron a 780 mujeres de edades y de pertenencias étnicas mezcladas en los E.E.U.U. Las conclusión aparecen en el gorrón del sexo y de la terapia marital.