Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El cerebro lucha enfermedades neurodegenerative cambio recursos

El cerebro continúa empezar un combate incluso durante las enfermedades neurodegenerative tienen gusto áreas y funciones del daño de la demencia de ciertas. De hecho, las conclusión recientes en una Baycrest-Universidad del estudio de Arizona sugieren que un método que el cerebro utiliza para contradecir estas enfermedades sea el reasignar de tareas a diversas regiones.

Pacientes diagnosticados con afasia progresiva primaria (PPA), una forma rara de la demencia que roba a una persona de la capacidad de comunicar, golpeada ligeramente en una diversa región del cerebro para tramitar el significado de palabras, según un artículo publicado en el gorrón Neuroimage: Clínico. La gente confía típicamente en el lado izquierdo del cerebro para comprender palabras que leemos u oye, pero los pacientes de PPA mostraron más actividad cerebral a la derecha. Estas conclusión se podían utilizar para ayudar a desarrollar tratamientos apuntados para preservar la función del cerebro.

Los estudios anteriores han mostrado que esta táctica de la preservación está utilizada después de que el daño cerebral, tal como lesión cerebral o recorrido traumática, pero éste sea uno de los primeros estudios para demostrar el fenómeno en una enfermedad neurodegenerative.

“Estas conclusión ofrecen esperanza puesto que demuestra que a pesar de la degeneración del cerebro durante PPA, se adapta naturalmente para intentar y para preservar la función,” dice al Dr. Jed Meltzer, el autor mayor, científico en el instituto de investigación de Rotman de Baycrest (RRI) y silla de la investigación de Canadá en neurología cognoscitiva Interventional. “Esta remuneración sugiere que haya oportunidades de intervenir y de ofrecer el tratamiento apuntado a esas áreas.”

El estudio capturó imágenes cerebrales de 28 adultos entre las edades de 58 y 83, 13 de quién fueron diagnosticadas con PPA. Mientras que haciendo sus cerebros explorar, participantes de la investigación fueron pedidos leer las sentencias que aparecieron en la pantalla, algunos de los cuales tenían desvíos gramaticales o palabras desequilibradas.

Cuando un adulto sano tramita las sentencias con errores, hay un pico en actividad cerebral puesto que el cerebro necesita trabajar más difícilmente para tener sentido de él, dice al Dr. Meltzer, que es también profesor adjunto en los departamentos de la patología del lenguaje de la psicología y del discurso en la universidad de Toronto. La gente con PPA tenía mayor dificultad el descubrir de los errores y demostró un pico más lento y más pequeño en actividad cerebral al tomar en las palabras incorrectas, que podrían significar que no las tramitaban como a conciencia, dice al Dr. Meltzer. Ésos con PPA que se realizó mostraron mejor una reacción más grande en el lado opuesto del cerebro, la derecha, comparada a los adultos sanos.

“Podíamos determinar las regiones del cerebro que permitió que los pacientes compensaran la muerte de neuronas en el cerebro,” decimos al Dr. Aneta Kielar, profesor adjunto del discurso, lenguaje y las ciencias de la audición y de la ciencia cognitiva en la Universidad de Arizona, que hizo el trabajo como parte de una beca postdoctoral en el RRI. Ella dijo saber qué áreas de la gente del cerebro con uso de PPA puede ayudar de entender lenguaje en tratamientos que se convierten.

Las reacciones más lentas del cerebro se podrían también utilizar por los doctores para fijar la severidad de la enfermedad y llevar a los tratamientos que son comenzados incluso anterior, agrega al Dr. Meltzer. Como pasos siguientes, los científicos están utilizando estos datos de la actividad cerebral para ayudar a tratar a pacientes de PPA con el estímulo apuntado del cerebro. Su trabajo también explorará los efectos a corto y largo plazo de esta intervención.