Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudio: Una mitad de infecciones bacterianas en pacientes con la cirrosis inducida por las bacterias de MDR

Un estudio mundial iniciado para investigar la epidemiología y los resultados de infecciones bacterianas en pacientes hospitalizados con cirrosis del higado ha denunciado una incidencia de bacterias (MDR) multi-droga-resistentes del 34% y diferencias regionales importantes en el riesgo de desarrollar una infección multi-droga-resistente. Los equipos de investigación a partir de 46 centros a través del mundo colaboraron en este estudio internacional, que fue ascendido por el club internacional de ascitis, los resultados finales cuyo fueron presentados hoy en el congreso internacional 2018 del hígado en París, Francia.

Las infecciones bacterianas son comunes en pacientes con cirrosis y son una de las causas más importantes de complicaciones hígado-relacionadas, progresión de la insuficiencia hepática, y mortalidad en estos pacientes. las bacterias Multi-droga-resistentes han emergido como reto importante en muchos países, y las infecciones causadas por estas bacterias se asocian a un pronóstico determinado pobre en pacientes con cirrosis.

El estudio presentado hoy en París incluyó a 1.302 pacientes hospitalizados con cirrosis y bacteriano o las infecciones por hongos en el norte o Suramérica (el 25%), Asia (el 32%) y Europa (el 43%). Las infecciones mas comunes determinadas eran la peritonitis bacteriana espontánea (SBP; el 27%), infección de vías urinarias (UTI; el 22%), y pulmonía (el 19%). Un total de 740 pacientes (el 57%) tenían por lo menos una cultura positiva y 959 microorganismos fueron aislados (el 58% gramnegativo, el 38% grampositivo, hongos del 4%).

La incidencia global de las bacterias de MDR fue denunciada para ser el 34% (ci 31, el 37% del 95%), con la probabilidad del tener tal infección el ser más alta en Asia (O 2,79; p=0.017), determinado la India (O 7,94; p<0.001) o en Suramérica (O 2,23; p=0.053). Además, uso de antibióticos en los 3 meses antes de la hospitalización (O de 1,92; p=0.001), la categoría de la infección (nosocomial: O 2,65; p<0.001; atención sanitaria-asociado: O 1,62; p=0.032) y el sitio de la infección (pulmonía: O 3,20; p<0.001; UTI: O 2,48; p<0.001; piel y tejido suave: O 2,92; p=0.004) fueron asociados a un riesgo creciente.

“Naturalmente, encontramos un importante más de tarifa reducida de la reacción al tratamiento antibiótico empírico en pacientes con las infecciones causadas por las bacterias de MDR comparadas con ésas debido a las bacterias del non-MDR”, dijimos a los autores de la presentación. “También vimos una incidencia importante más alta de la descarga eléctrica y de las nuevas fallas del órgano, y un índice más alto de mortalidad del en-hospital entre ésos con infecciones bacterianas de MDR”.

A la luz de estas conclusión, también esfuerzo la necesidad urgente de desarrollar diversas estrategias antibióticos empíricas a través de diversas partes del mundo. “Mientras tanto, mientras que esperamos los nuevos antibióticos que se convertirán, debemos centrarnos nuestros esfuerzos en reducir la extensión de las bacterias de MDR entre nuestros pacientes con cirrosis”.

“Encontrando eso sobre uno en tres de infecciones bacterianas que ocurren en pacientes hospitalizados con cirrosis es inducida por los microorganismos de la resistencia del multidrug es muy preocupante”, dijo a profesor Annalisa Berzigotti de la universidad de Berna, de Suiza, y pieza de la Junta de gobierno de EASL. La “percatación de este problema cada vez mayor es dominante en la ejecución de los procedimientos de gestión correctos, tales como el aumento de las dimensiones de la higiene (e.g aislamiento del contacto), y conducir la opción de la terapia antibiótico empírica en pacientes con un de alto riesgo de la infección por las bacterias de MDR”.

Fuente: http://www.easl.eu/