La investigación revela porqué gente con el tetraplegia más que es probable que sufra de apnea de sueño

La nueva investigación publicada en el gorrón de la fisiología ha indicado porqué la gente con parálisis de sus limbos y torso es más probable sufrir de apnea de sueño. Este conocimiento se podía utilizar para desarrollar terapias apuntadas mucho-necesidad.

A) Transportar a participantes del hospital al cuarto de prueba. B) JV en el cuarto de prueba.

El apnea de sueño obstructor (OSA) es un trastorno del sueño en el cual la aerovía superior (que coloca desde detrás de la nariz a al área de paso) se estrecha y se cierra repetidor durante sueño. Esto puede dar lugar a la desorganización importante del sueño y a consecuencias para la salud serias, incluyendo riesgo creciente de tensión arterial y de diabetes alta. En gente con el tetraplegia, que es la parálisis causó por la enfermedad o el daño que los resultados en la baja del uso parcial o total de cuatro limbos y torsos, el índice de OSA son sobre el 70%. Actualmente, las razones de esta alta tasa son determinado desconocidas. El revelado de nuevas terapias podía potencialmente tener un impacto positivo grande en salud y calidad de vida.

Esta nueva investigación intentó entender que los músculos del paso de la manera reaccionan en ésos con apnea del tetraplegia y de sueño. Esto ayudará a discernir porqué el apnea de sueño obstructor es tan frecuente en individuos con tetraplegia. Estudiaron a los voluntarios con OSA (con y sin tetraplegia) en laboratorios de la fisiología del sueño en Sydney (NeuRA) y Melbourne (IBAS). Los pulsos abreviados de la succión fueron entregados a los participantes vía una máscara de respiración para simular estrecharse de la aerovía característico de OSA, con los electrodos insertados en el músculo más grande que rodeaba la aerovía superior, genioglossus, habilitando la medición de las reacciones reflejas dominantes.

Se preveía que los reflejos sean similares para todo el ésos con OSA, si eran tetraplegic o no, pues fue creído que implicaron solamente procesos encima del sitio del daño. Sin embargo, este estudio mostró que en varios casos de individuos con apnea del tetraplegia y de sueño, los reflejos protectores del paso de la llave estaban ausentes, o llevado de hecho a apagar (en vez de la activación) del músculo del genioglossus. Estas conclusión ayudan a explicar porqué OSA es tan común en ésos con apnea del tetraplegia y de sueño.

Debido al hecho de que esta investigación conducto en vela y no sueño, los investigadores no pueden estar seguros que sus conclusión traducen para dormir. Cueste lo que cueste, sus observaciones ofrecen discernimiento valioso en reacciones reflejas de la aerovía superior, y pavimentan la manera para los estudios reflejos del sueño fisiológico futuro que observan para desarrollar las terapias apuntadas efectivas y tolerables para ésos con apnea del tetraplegia y de sueño.

Laura Gainche, uno de los investigadores de la investigación, elogió la elasticidad, el optimismo, la tolerancia y la buena voluntad de los voluntarios de toda la investigación, caracterizados especialmente por su primer participante, el JV, que sufrió su daño espinal envejecido 16:

“Éramos preocupantes que nadie participaría en nuestro protocolo largo, aburrido. Sin embargo, él acaba de aplicarlo con brocha lejos como no era nada: ¿“un catéter de 2 milímetros de ancho en la nariz? ¡Una qué broma comparó a los tubos que introducían tenía antes”!

“El día experimental era intenso por lo menos; seis personas rodaron su base encima de un declive escarpado a un cuarto de prueba cerca de 100 m lejos del hospital principal. ¡Lo hicimos de alguna manera con el protocolo muy largo juntos, y era sobre todo gracias a él, nuestro primer paciente rockstar! Estos participantes nos dieron confianza que este proyecto era posible, y en el futuro los datos presentados esperanzadamente harán sus vidas un poquitín más fácil”.

Fuente: http://www.physoc.org/press-release/2018/breath-taking-research-throat-reflexes-differ-people-tetraplegia-and-sleep-apnea