Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La variante del gen se puede conectar a síntomas psiquiátricos peores en pacientes de TBI

Una variante del gen de APOE se puede conectar a síntomas psiquiátricos peores en la gente que ha tenido una lesión cerebral traumática, encontró un estudio de sistema sanitario de San Diego de los asuntos de los veteranos. Estudie a los participantes con la variante del gen y por lo menos un TBI tenía síntomas más severos de PTSD, de la ansiedad, y de la depresión que participantes de la comparación.

Los resultados aparecieron 20 de febrero de 2018 en línea, en el gorrón de Neurotrauma.

TBI se ha conectado de largo con el riesgo creciente de desordenes psiquiátricos tales como PTSD, depresión, y ansiedad. El estudio del pasado de A de más de 13.000 veteranos por el centro de Minneapolis VA para la investigación de los resultados de la enfermedad crónica encontró que eso el más de 80 por ciento de los que habían sufrido un TBI también tenía una diagnosis de un desorden psiquiátrico. El mismo estudio encontró que los veteranos que tenían un TBI eran tres veces más probables tener PTSD que los que no tenían.

El nuevo estudio de San Diego también encontró que los pacientes con TBI tenían mayor PTSD, la depresión, y síntomas de la ansiedad que ésos fuera. Los investigadores intentaron emplear eso que encontraban cavando en el eslabón biológico entre la exposición de TBI y los desordenes psiquiátricos.

Apolipoprotein E es una proteína que transporta y metaboliza los lípidos tales como colesterol en el sistema nervioso central. Está implicado en el mantenimiento, el incremento, y la reparación de neuronas. La proteína es codificada por un gen designado APOE. APOE tiene tres variantes posibles. Una forma del gen de APOE (APOE4) se considera un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer. Los estudios anteriores han mostrado en los veteranos de Vietnam y los veteranos de Iraq/de Afganistán que el gen APOE4 puede aumentar el riesgo de PTSD.

Los investigadores se establecen para probar si el gen APOE4 pone a gente en mayor riesgo de señal de socorro psiquiátrica cuando está combinado con TBI. Cerco la DNA a partir de 133 veteranos de las guerras en Afganistán e Iraq para probar para el gen APOE4. De estos participantes, 79 tenían un TBI suave o moderado, mientras que 54 no tenían ninguna historia de TBI.

En el grupo del participante con TBI, ésos con el gen APOE4 tenían muescas importante más altas del síntoma para PTSD, depresión, y ansiedad, comparada con ésas con una diversa variante de APOE. La variante APOE4 fue conectada a síntomas peores para los participantes a TBI suave y moderado.

En el grupo sin un TBI, los investigadores no encontraron ninguna diferencia en la depresión, la ansiedad, y síntomas de PTSD entre ésos con o sin APOE4.

El Dr. Victoria C. Merritt, primer autor en el papel, concluye, “riesgo genético puede ayudar a explicar los resultados clínicos a largo plazo más pobres observados a menudo en veteranos con historias del neurotrauma.”

Los resultados son interesantes porque APOE4 parece ser conectado a síntomas psiquiátricos peores solamente cuando TBI está implicado, según los investigadores. Más allá de sugerir una conexión entre APOE4 y las tres condiciones estudiadas, los resultados “también prestan el apoyo a la teoría más amplia que los factores de riesgo genéticos influencian señal de socorro psiquiátrica después de TBI,” ellos escriben.

Los investigadores sugieren varias explicaciones posibles para porqué ésas con APOE4 pueden estar en un riesgo más alto para la señal de socorro psiquiátrica después de TBI. Primero, la variante APOE4 puede afectar sobre todo a las regiones subcorticales frontales del cerebro, que se afectan a menudo después de TBI. Estas regiones están implicadas en la regla de la emoción y la señal de socorro psiquiátrica. En segundo lugar, es posible que APOE4 aumenta el riesgo de enfermedad vascular, que se ha mostrado para aumentar el riesgo de depresión. Tercero, la presencia de APOE4 puede causar efectos neurodegenerative, mientras que no lo hacen las otras formas del gen. Mientras que más investigación será necesaria estrechar hacia abajo la causa, “las conclusión sugieren que pueda haber base [genética] de a para la presentación compleja de los síntomas observados a menudo en esta población vulnerable,” dicen a Merritt.

El estudio es el primer para explorar el eslabón entre APOE y los síntomas psiquiátricos conectados específicamente con TBI. Más estudios son necesarios entender completo cómo este gen obra recíprocamente con traumatismo craneal para contribuir a los síntomas de la salud mental, dicen a los investigadores.

Las personas de San Diego VA están fomentando este trabajo examinando el lazo entre APOE4 y los resultados cognoscitivos en veteranos con y sin historias de TBI. También están observando si APOE4 afecta a síntomas de la poste-conmoción cerebral tales como dolores de cabeza y vértigos. La investigación futura también examinará cómo estas conclusión se relacionan con la biología del cerebro usando métodos neuroimaging avanzados.

Merritt explica que el trabajo agregará discernimiento importante en TBI, y puede apuntar en la dirección eventual de nuevos tratamientos.

“Final, aserramos al hilo que esta investigación es esencial para desarrollar una comprensión más completa de la multitud de factores que afecten la recuperación después del neurotrauma,” ella dijo, “y tal trabajo puede tener importancia al revelado de los tratamientos futuros.”