La depresión y la ansiedad conectadas fuertemente a la tiroiditis autoinmune, demostraciones estudian

Hay un eslabón fuerte entre la depresión y los desordenes de ansiedad y la tiroiditis autoinmune (AIT), una condición crónica de la tiroides que afecta al aproximadamente 10 por ciento de la población. Los científicos en Friedrich-Alexander-Universität Erlangen-Nürnberg (FAU) ahora han probado que el trato especial podría ayudar a muchas víctimas, especialmente las mujeres.

La depresión y la ansiedad están entre los desordenes psiquiátricos mas comunes a través del globo. En 2016 admitieron a más de 260.000 pacientes al hospital para el tratamiento en Alemania solamente, según estadísticas de la oficina federal de las estadísticas.

Así como el profesor el Dr. Juan Kornhuber, silla de la psiquiatría y psicoterapia en FAU, y científicos de la clínica psiquiátrica en la universidad de Bonn, el Dr. Teja Wolfgang Grömer, médico facultativo en Bamberg y conferenciante en la silla de la psiquiatría y psicoterapia, ahora ha probado un eslabón fuerte entre los desordenes de la depresión y de ansiedad y la tiroiditis autoinmune. “A lo largo de los años, debo haber sido consultado por varios cientos de personas que sufren de la depresión y ansiedad,” denuncia el psiquiatra y a Max Planck anterior investigador. “A finales de 2015 noté una conexión marcada entre la AIT y las otras dos condiciones, especialmente en los pacientes que sufrían de ambos. Después de realizar que más de uno en dos personas diagnosticadas con ansiedad y la depresión - y solamente en estos casos, no otras condiciones - positivo también probado para los anticuerpos decidía a investigar la entrega más detalladamente.” Con la ayuda de los co-autores y de un estudiante de la psicología en la universidad de Bamberg, Eva-Maria Siegmann, el Dr. Grömer elaboró una reseña sistemática del estado actual de la investigación y calculaba la fuerza de la conexión en base de estadísticas. Para su metastudy, el Dr. Grömer combinó 21 estudios independientes basados en un total de 36.174 participantes. 35.168 de los participantes sufrieron de la depresión y 34.094 de ansiedad.

Diagnosis inicial de la tiroiditis autoinmune

El Dr. Grömer esfuerzo que “la mayoría de los pacientes aserraban al hilo un sentido del relevo después de recibir la diagnosis, pues les habían dejado muy a menudo sin la explicación para sus síntomas.” La tiroiditis autoinmune lleva a una inflamación duradera de la glándula tiroides. Las hormonas de la tiroides influencian el metabolismo y el balance energético celular así como los niveles de energía percibidos y la psique. La AIT lleva a los síntomas mentales específicos, incluyendo malestar, la tensión y el agotamiento internos. La gente tiende a caerse enferma entre las edades de 30 y 50, con las mujeres que son afectadas considerablemente más a menudo que hombres. Pues la enfermedad a menudo primero llega a ser evidente aproximadamente al mismo tiempo como la menopausia y tiende a no causar ningún dolor, es fácil faltar la inflamación de la glándula tiroides, o diagnostiqúela como “síntomas menopáusicos” o depresión o ansiedad solamente.

Disperso

El hecho es que los cálculos han mostrado que los pacientes con la AIT son 3,5 veces más probables de sufrir de la depresión, o 2,3 veces más probablemente de sufrir de ansiedad. Esto no suena como mucho al principio, sino como los tres desordenes es muy común significa que los pacientes con la AIT explican el más de 40 por ciento de todas las cajas de depresión y el 30 por ciento de todas las cajas de ansiedad. El Dr. Grömer da una descripción detallada de la enfermedad en su artículo.

El artículo da una descripción basada en la investigación completa de la demostración relevante de la literatura cómo si los doctores reconocen los eslabones entre los desordenes pueden prescribir un trato especial y los antidepresivos del uso que no afectan al peso de los pacientes y al selenio del elemento de trazo de un primero tiempo. Asegurarse de que los pacientes estén bien informados es crucial. El Dr. Grömer por lo tanto recomienda el revisar de todos los pacientes diagnosticados con la depresión y la ansiedad para la AIT, determinando qué anticuerpos tienen. Además, en la investigación psiquiátrica futura sobre la depresión o la ansiedad, las víctimas de la AIT deben ser reconocidas como grupo separado para echar más luz en las conexiones.

Fuente: https://www.fau.eu/2018/05/08/news/research/new-hope-for-patients-with-depression-and-anxiety/

Advertisement