Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio del HSS apunta encontrar si la cirugía bariatric antes del repuesto del codo puede perfeccionar resultados

¿Podía la cirugía de la baja de peso antes de que repuesto del codo perfeccionar resultados o aún eliminar la necesidad del repuesto común en pacientes seriamente gordos? Un estudio de los investigadores en el hospital para la cirugía especial (HSS) apunta contestar a esa pregunta.

Los cirujanos ortopédicos animan a menudo a los pacientes obesos que consideran el repuesto del codo intentar perder el peso antes del procedimiento. El estudio, conocido como SWIFT (Peso-Baja quirúrgica para perfeccionar trayectorias funcionales del estado después de la artroplastia total del codo), está alistando a pacientes en varios hospitales por toda la nación, incluyendo el HSS. La meta es comparar resultados en los individuos que tienen cirugía bariatric comparado con los que no tengan cirugía de la baja de peso antes del repuesto común. Los investigadores también apuntan determinar si perder una cantidad importante de peso podría permitir a pacientes celebrar lejos en el repuesto del codo o posponerlo indefinidamente.

“Éste es el primer estudio anticipado de su clase,” Alexander explicado McLawhorn, Doctor en Medicina, un cirujano ortopédico y principal investigador en el HSS. “Presumimos que la baja de peso que resulta de cirugía bariatric antes del repuesto del codo perfeccionará resultados comunes del repuesto en pacientes obesos con artritis dolorosa. También será interesante ver si la baja de peso y la tensión reducida en sus juntas dan lugar a menos dolor y movilidad perfeccionada, que pueden permitir a pacientes posponer cirugía del repuesto del codo.”

Un estudio retrospectivo anterior en el HSS encontró que en pacientes seriamente obesos, la cirugía bariatric realizada antes de un caballete total o el repuesto del codo redujo complicaciones mientras que los pacientes estaban en el hospital y en los primeros 90 días después de la cirugía común del repuesto.

En el estudio actual, los investigadores dividirán a pacientes alistados en dos grupos. Un grupo experimentará cirugía bariatric antes del repuesto del codo, y el otro grupo tendrá repuesto del codo solamente. Los pacientes que eligen tener cirugía de la baja de peso tendrán el procedimiento en el hospital del Presbyterian de Nueva York. Todas las cirugías del repuesto del codo ocurrirán en el HSS.

Aproximadamente 9 a 13 meses después de la cirugía bariatric, participantes en el primer grupo serán evaluados para determinar si todavía desean ir delante con el repuesto del codo; si asierran al hilo la cirugía puede ser demorada; o si creen la necesitan no más. Los que eligen tener un repuesto del codo terminarán nueve visitas de la investigación a lo largo de 3,5 a 4 años, además de las visitas de la asistencia estándar requeridas para el repuesto bariatric de la cirugía y del codo. Las visitas de la investigación incluirán la realización de cuestionarios para medir dolor, el funcionamiento físico, la calidad de vida y la satisfacción del paciente; mediciones del signo vital; y evaluaciones físicas de la función, incluyendo la capacidad de recorrer un cuarto de una milla y de toma de altura las escaleras.

Los participantes en el grupo de mando experimentarán un repuesto total del codo sin cirugía de la baja de peso y terminarán seis visitas de la investigación a lo largo de 2,5 a 3 años, además de las visitas de la asistencia estándar requeridas para la cirugía del repuesto del codo. Las visitas de la investigación para este grupo incluirán las mismas actividades de la evaluación que ésas en el grupo bariatric de la cirugía.

El estudio está abierto a los individuos con osteoartritis del codo hasta la edad 75 con un ≥ 40 del índice de masa corporal o un BMI >35 con una condición coexistente que califica tal como apnea o diabetes obstructor de sueño. Se invita a cualquier persona que desea recibir más información sobre el estudio que envíe por correo electrónico Ethan Krell: [email protected]