Los investigadores vierten la luz en cómo la terapia de la privación del andrógeno aumenta el riesgo para la mortalidad cardiovascular

El cáncer de próstata es el cáncer más común de hombres en los E.E.U.U. Pues la próstata es una casquillo del prensaestopas testosterona-responsiva, la terapia de la privación del andrógeno (ADT) es la piedra angular del tratamiento en estos hombres, con el aproximadamente 50 por ciento de enfermos de cáncer de la próstata que comienzan ADT dentro de un año de diagnosis. Esta terapia trabaja suprimiendo la producción de la testosterona, que a su vez reduce el incremento del cáncer. Aunque ADT dé lugar a supervivencia perfeccionada en un subconjunto de estos pacientes, tiene muchos efectos secundarios, incluyendo riesgo creciente de enfermedad cardiovascular y de muerte súbita. Los mecanismos por los cuales ADT puede llevar a un riesgo creciente de muerte súbita eran no entendibles. Ahora, las personas de investigadores de BWH han vertido una cierta luz en esta entrega y sus conclusión son conclusión publicadas en el gorrón de la sociedad endocrina.

“Mostramos que ADT da lugar a cambios electrofisiológicos en el corazón,” dijimos a primer autor Thiago Gagliano-Jucá, Doctor en Medicina, doctorado, profesor investigador en la sección en la salud de los hombres en BWH. “El tiempo que toma para que estas células puedan contratar otra vez después de que cada batido aumentara ADT siguiente, y la prolongación de este tiempo es un factor de riesgo sabido de arritmias ventriculares. Estamos intentando juntar cómo ADT pudo estar dando por resultado muertes súbitas en algunos hombres”.

La testosterona se sabe para acortar el tiempo necesario para las células cardiacas (cardiomyocytes) poder contratar otra vez después de una contracción anterior. Los niveles reducidos de la testosterona como resultado de ADT prolongan este vez, que se conoce como el intervalo de QTc en el electrocardiograma. Este estudio anticipado sobre de 70 hombres encontró que los hombres que reciben ADT experimentan una prolongación de su duración del intervalo de QTc comparada con esos hombres con el cáncer de próstata que no recibían ADT. La prolongación de QTc es establecida ser asociada a un riesgo más alto de la arritmia, sugiriendo que la prolongación del intervalo de QTc durante ADT pudo ser el mecanismo detrás de algunas de estas acciones cardiacas.

Los “oncólogos deben vigilar el intervalo de QTc en los pacientes que reciben ADT, especialmente esos pacientes que estén tomando las medicaciones que también prolongan el intervalo de QTc” dijeron a Gagliano-Jucá.

Fuente: https://www.brighamandwomens.org/