Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La droga de la radioterapia usada para tratar cánceres neuroendocrinos raros puede ser caja fuerte, efectiva para los pacientes

Una droga de la radioterapia que trata el feocromocitoma neuroendocrino raro de los cánceres y el paraganglioma puede ser de manera efectiva y seguro para los pacientes, según las conclusión de una juicio multicentra llevada por los investigadores en el centro del cáncer de Abramson de la Universidad de Pensilvania. El estudio mostró AZEDRA (iobenguane I131 del ultratrace) llevado a una reducción importante en los efectos secundarios cardiovasculares que se asocian a estos cánceres mientras que también paran incremento del tumor. La droga se diseña para tratar las formas malas, periódicas, o unresectable de los cánceres - los casos para los cuales hay actualmente tratamientos no-quirúrgicos no aprobados. Los productos farmacéuticos de Progenics, que fabrica AZEDRA, sometieron recientemente las conclusión de esta juicio como parte de un uso para la aprobación a los E.E.U.U. Food and Drug Administration. El investigador principal Daniel A. Pryma, Doctor en Medicina, profesor adjunto de la oncología de la radiología y de la radiación, y jefe del estudio del remedio nuclear y de la proyección de imagen molecular clínica en la Facultad de Medicina de Perelman de Penn, presentará los resultados en la sociedad americana de la reunión anual de la oncología 2018 clínicos en Chicago como extracto oral (#4005 abstracto).

“Esto representa la esperanza real de pacientes, puesto que a partir de ahora, no hay terapias antitumores disponibles para los pacientes con estos tumores que no sean candidatos a cirugía,” Pryma dijo.

El feocromocitoma y el paraganglioma son los tumores neuroendocrinos que forman del mismo tipo de tejido. El feocromocitoma forma en la casquillo del prensaestopas suprarrenal, mientras que el paraganglioma forma fuera de la casquillo del prensaestopas. Hay 650 a 2600 nuevos casos estimados en los Estados Unidos cada año, con entre el 10 y 35 por ciento de casos metastáticos o localmente invasor en la diagnosis. Además, cuando la enfermedad vuelve, puede no ser resectable quirúrgico. La tasa de supervivencia de cinco años de casos unresectable puede ser tan inferior como el 12 por ciento.

AZEDRA es una droga que ataca estos tumores con un alto, dosis específico-apuntada de la radioterapia. El FDA le dio una designación de la droga, un estado de la agilización, y una designación huérfanos de la terapia de la ruptura en los E.E.U.U.

En la juicio Penn-llevada, 68 pacientes recibieron por lo menos una dosis terapéutica de AZEDRA. El veinticinco por ciento de los pacientes que recibieron por lo menos una dosis resolvió la punto final clínica de ensayo de la ventaja, y el número saltó al 32 por ciento en los pacientes que recibieron dos dosis. Que la ventaja clínica fue medida por un 50 por ciento o una mayor reducción en la cantidad de medicaciones hipertensas estos pacientes tomó la duración por lo menos de 6 meses pues la tensión arterial alta y los efectos secundarios cardiovasculares asociados son una causa importante del daño de estos cánceres. Además, el 92 por ciento de los pacientes evaluable que recibieron por lo menos una dosis logró una reacción parcial o una enfermedad estable.

“Nuestros datos muestran que esta terapia ofrece una ventaja doble a los pacientes no sólo controlando el tumor, pero también los síntomas debilitantes causados por su exceso de producción de la hormona,” Pryma dijo.

La droga bien-fue tolerada generalmente, con los efectos secundarios mas comunes siendo constantes con un qué paciente experimentaría con la radiación tal como hemogramas, fatiga, náusea, y vértigos disminuidos.