Las nuevas conclusión vertieron la luz en mecanismos biológicos de la regla del gen

Las personas llevadas por profesor Stein Aerts (VIB-KU Lovaina) destapan cómo el acceso a las regiones relevantes de la DNA se orquestra en células epiteliales. Estas conclusión vierten la nueva luz en los mecanismos biológicos de la regla del gen y abren las nuevas avenidas potenciales para la reprogramación celular.

El cuerpo humano consiste en trillones de células y cada uno de ellas contiene toda la DNA que nos haga únicos como seres humanos. En un momento dado, envuelven alrededor de las proteínas de la histona y se empilan a la mayoría de nuestra DNA en cromatina. No sólo para conservar el espacio, pero también tener en cuenta la regla dinámica de la expresión génica. Los supuestos factores pioneros pueden atar directamente la cromatina condensada, haciendo las regiones específicas de la DNA accesibles y habilitando la regla de genes próximos.

Stein Aerts, profesor en VIB-KU Lovaina, está interesado en la comprensión de los procesos ajustados que regulan esta regla: “Durante la última década, hemos visto un movimiento de estudiar genes a estudiar la regla del gen. Ahora que podemos perfilar sistemáticamente los genomas, los epigenomes y los transcriptomes, el reto es descubrir las reglas que conectan serie de la DNA al estado y a la expresión génica de la cromatina. En palabras del ot¬her, intentamos desenredar la clave reguladora de nuestro genoma.”

Grainyhead, un factor pionero para los genes epiteliales

Aerts y sus personas se establecen para estudiar cómo la información de la serie de la DNA, la accesibilidad de la cromatina y la expresión génica se conectan en células epiteliales. Estas células forran las superficies exteriores de órganos y forman la capa exterior de la piel.

Jelle Jacobs, estudiante doctoral en el laboratorio de Aerts, explica: “Usando una combinación de la biología y in vivo de los experimentos de cómputo, encontramos que ese acceso a las regiones de la DNA que son relevantes para las células epiteliales es regulado por una proteína llamada Grainyhead. Grainyhead es necesario “abre” estas regiones específicas de la DNA, que a su vez permite que otros jugadores se muevan hacia adentro y giren genes con./desc.”

Los científicos comenzaron su investigación en moscas del vinagre, pero podrían confirmar que un mecanismo similar está en el juego en seres humanos. Jacobs: “Nuestros resultados proporcionan la prueba evidente para un modelo jerárquico del mando del gen--con Grainyhead en la capota--eso se conserva a través de todos los animales.”

Una llave para abrir la DNA

La investigación anterior ha mostrado que en ausencia de Grainyhead, los problemas de desarrollo se presentan y la herida que cura está perturbada. La baja de Grainyhead también se ha conectado a la metástasis creciente del cáncer. La explicación de estas observaciones había sido difícil, pues los genes relevantes fueron encontrados para upregulated en un caso, pero downregulated en otro.

Estas conclusión anteriores tienen más sentido ahora que Grainyhead se destapa para sentarse en la misma capota de la jerarquía reguladora en células epiteliales. Esencialmente actúa como llave que se pueda utilizar para llegar hasta las regiones relevantes de la DNA.

Según Aerts, tal conocimiento podía ser extremadamente útil: “Podemos ahora explorar si podemos utilizar este sistema de la cierre-y-llave para abrir o para cerrarnos de otras partes del genoma de una manera controlada también. Esto podía ser útil por ejemplo en remedio regenerador, ordenar las células para girar los programas genéticos específicos para las células epiteliales o cualquier otro tipo de células. ” -

¿Cuál está en un nombre?

Los genes determinados en moscas del vinagre se nombran a menudo después de que las características del mutante vuelen. Cuando el gen del grainyhead está ausente, los embriones de la mosca no son viables, pero las mutaciones llevan a los embriones con “los esqueletos principales granosos” y discontinuos.

Fuente: http://www.vib.be/en/news/Pages/Unlocking-the-genome.aspx