Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los pacientes pediátricos del neuroblastoma tienen de alto riesgo de la debilitación psicológica a largo plazo

Un nuevo estudio revela que los pacientes pediátricos del neuroblastoma están en el riesgo elevado para la debilitación psicológica a largo plazo. Además, los que experimentan la debilitación tal que consiguen más viejos tienden a requerir servicios de la educación especial y a no continuar a la universidad. Las conclusión se publican temprano en línea en el CÁNCER, un gorrón par-revisado de la Sociedad del Cáncer americana.

En los Estados Unidos, neuroblastoma--un cáncer de la niñez de las células nerviosas--se diagnostica en una edad mediana de 17,3 meses. Los avances del tratamiento han prolongado estos últimos años la supervivencia para muchos niños afectados, pero su edad joven en la diagnosis y las terapias específicas que reciben puede hacerlas vulnerables a los problemas de salud mientras que su sistema nervioso central se convierte.

Para fijar los efectos psicológicos a largo plazo del neuroblastoma y de su tratamiento, Nina Kadan-Lottick, Doctor en Medicina, MSPH, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale y de sus colegas estudió a 859 niños que habían sido diagnosticados con neuroblastoma por lo menos cinco años anterior y eran bajo 18 años. Su edad mediana en la diagnosis era 0,8 años, y fueron seguidos para un punto medio de 13,3 años. Compararon a estos 859 sobrevivientes del neuroblastoma con 872 hermanos de los sobrevivientes del cáncer de la niñez.

Comparado con los hermanos, los sobrevivientes del neuroblastoma tenían una incidencia creciente de la debilitación en los dominios de la ansiedad/de la depresión (el 19 por ciento comparado con el 14 por ciento), del comportamiento testarudo (el 19 por ciento comparado con el 13 por ciento), de los déficits de atención (el 21 por ciento comparado con el 13 por ciento), del conflicto del par/del repliegue social (el 26 por ciento comparado con el 17 por ciento), y del comportamiento antisocial (el 16 por ciento comparado con el 12 por ciento).

Tratamientos comunes--vincristine, cisplatin, y ácido retinóico--no fueron asociados a la debilitación, pero los sobrevivientes que desarrollaron condiciones de salud crónicas como resultado de su tratamiento contra el cáncer estaban en un riesgo más alto para desarrollar resultados peores. Específicamente, la enfermedad pulmonar que se convertía fue conectada a un riesgo creciente de debilitación en los cinco dominios, y la neuropatía endocrina cada uno del enfermedad que se convertía y periférica fue conectada a la debilitación en tres dominios. Además, sobrevivientes que la debilitación psicológica experimentada tendió a requerir servicios de la educación especial y a no continuar a la universidad.

“Estas conclusión son nuevas porque éste es el primer estudio grande que podría observar cómo los pacientes del neuroblastoma están haciendo en términos de resultados psicológicos y educativos. Antes de que los avances recientes en el tratamiento, esta población del sobreviviente fueran mucho más pequeños y no podíamos analizar estas clases de resultados a largo plazo,” dijo al Dr. Kadan-Lottick. “La meta no es simple conseguir a nuestros pacientes ser cáncer-libres pero también optimizar su funcionamiento mental, emocional, y social pues se trasladan a adolescencia y a edad adulta. Nuestra esperanza es que estas conclusión ayudarán a informar a las estrategias para que la investigación y la intervención tempranas determinen a esos sobrevivientes en el riesgo más alto para desarrollar la debilitación psicológica y educativa más tarde en vida.”