Estudio: Los refrescos azucarados consumidores pueden hacerle la grasa

Los 2018 mundiales golpearán lejos este jueves con el pie que viene con el juego entre el ordenador principal, la Rusia, y la Arabia Saudita. Apenas un poco durante cuatro semanas para mirar fútbol con los amigos o las visiones del público de la visita. Juegos emocionantes que le dan una sed. Pero tenga cuidado cuando los refrescos azucarados consumidores: las bebidas bien conocidas de los anuncios se han demostrado científico hacerle la grasa. Éste es el resultado de un estudio conducto en el centro de MedUni Viena para la salud pública. Al mismo tiempo, otro estudio mostrado entre 2010 y 2017, la industria redujo el contenido del azúcar y el uso de edulcorantes artificiales en las bebidas para el mercado austríaco.

La “agua es y será siempre la cosa más sana a beber,” acentúa a Maria Wakolbinger, científico alimenticio del centro para la salud pública en MedUni Viena. Sin embargo, si usted no puede hacer sin sabor en sus bebidas, después, desde un punto de vista de la salud, usted puede agregar el agua a los refrescos y a los zumos de fruta en la índice por lo menos del 1:3 (refresco de 1 porción, 3 porciones de agua). Lo mismo se aplica a las cervezas con limonada hechas del agua mineral y de la cerveza, que están llegando a ser cada vez más populares.

Tres juegos serán jugados en algunos días del mundial. Y usted puede salvar tan un gran número de calorías bebiendo los “spritzers” en vez de la limonada o del zumo de fruta puro mientras que mira la televisión. Dice Wakolbinger: “La mitad al litro de limonada contiene por término medio más de 200 calorías o el equivalente de 18 cubos pero, si usted mezcla eso en un coeficiente de 1:3, después de él del azúcar son solamente 50 calorías o 5 cubos del azúcar para la misma cantidad.” Wakolbinger también señala que, si usted se acostumbra a los “spritzers de consumición”, su gusto se adaptará gradualmente y ése tendrá un efecto beneficioso sobre su salud.

Según el filete de la bebida de SIPCAN, la industria de las bebidas redujo el contenido medio del azúcar en bebidas por 13,3% entre 2010 y 2017. Un paso en la dirección correcta, según Wakolbinger: “Nuestros supermercados llevan ya opciones a las bebidas altamente azucaradas, a saber un surtido enorme de limonadas y de zumos de fruta chispeantes, así que de nosotros está bien delante de muchos países en ese respecto.” El experto de MedUni Viena cree que un impuesto del azúcar sobre bebidas, por ejemplo se ha introducido en el Reino Unido, no va suficientemente lejos: “Para ser realmente efectivo, el impuesto debe también revestir los edulcorantes.” Las dimensiones políticas se deben tomar para ayudar a reducir el contenido del azúcar, del grasa y en sal de la comida y a animar a gente a comer las comidas sanas.

Y, por supuesto, no está apenas de la materia de lo que beben los fanáticos del fútbol durante el mundial pero también qué comen - y su precio estándar es muy pesado: un litro de cerveza contiene 210 calorías, una pizza entera hasta 900 calorías, y una hamburguesa alrededor 700 calorías por la porción. Si esto es seguida por un bolso de patatas a la inglesa, ése agrega 500 calorías más o más - y cualquier cantidad de grasa. Sin embargo, el científico alimenticio Karin Schindler de MedUni Viena esfuerzo que hay opciones deliciosas para ayudarle a conservar su “figura del bikini” incluso después el final de mundial el 15 de julio. Ella los extremos incluye: “Bastones vegetales con los declives del yogur, carne magra con las verduras o ensalada - y tuercas sin sal en vez de las patatas a la inglesa gordo-cargadas.”

Fuente: https://www.meduniwien.ac.at/web/en/about-us/news/detailsite/2018/news-im-juni-2018/fifa-world-cup-sugary-soft-drinks-make-you-fat/